Guerrero experimenta una nueva revolución, pero sin armas: Gobernadora  

Guerrero experimenta una nueva revolución, pero sin armas: Gobernadora  

En el marco del 112 Aniversario de la Conmemoración del Inicio de la Revolución Mexicana, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda destacó que hoy, Guerrero experimenta otra revolución, pero ya no armada sino de conciencia y de cambio verdadero, de modo que la justicia y bienestar social “ya son una realidad” en las ocho regiones del estado.

Durante su mensaje previo al inicio del desfile militar, cívico y deportivo, dijo que la Revolución Mexicana fue la tercera gran trasformación política y social de México, y sin duda, tanto la guerra de Independencia como la Reforma, fueron acciones fundamentales para nuestro país porque garantizó nuestra soberanía nacional, y la segunda porque sentó las bases de un México liberal y progresista.

Sin embargo, resaltó que ninguno de estos movimientos había transformado desde raíz la vida de las grandes mayorías que, para inicios del siglo XX, seguían sufriendo las injusticias y la opresión de un dictador.

Señaló no obstante que, en el México de los finales de 1890 y principios de 1900 había gestos de progreso: Ferrocarriles que conectaban las principales ciudades y puntos de entrada para mercancías e ideas de todo el mundo, a costa de los derechos de obreros que formaron el primero y más combativo sindicato.

Dijo que mientras en el sur del país grandes haciendas de henequén esclavizaban a los pueblos y comunidades indígenas, y en el norte, fábricas y minas despojaban de sus tierras a los habitantes y los obligaban a trabajar en terribles condiciones, “en el centro del país la clase política, dirigida por el dictador Porfirio Díaz, e influenciado por los países europeos, gobernaba, pero muy alejado de su pueblo”. Citó:

“Con este contexto, en 1910 un candidato a la presidencia de la república, Francisco I. Madero, ‘el apóstol de la democracia’, lanzó el Plan de San Luis con el que llamó al pueblo a tomar el poder. Un plan contundente que sintetizó en una frase la realidad de un país: ‘México está gobernado por una tiranía que ha pretendido justificarse a sí misma con los beneficios de la paz y de la prosperidad material; pero esa paz no descansa en el derecho, sino en la fuerza, y esa prosperidad solo beneficia a una minoría, no al pueblo ni a la nación'”.

Indicó que con este plan exhortó al pueblo para que el 20 de noviembre de ese año, en punto de las 6 de la tarde, se levantara contra la opresión y contra las injusticias.

Así inició, expuso, un proceso que habría de extenderse durante décadas y que por supuesto no sería un proceso sencillo. Contrario a la independencia, e incluso a la Reforma, durante la Revolución Mexicana no se enfrentaron dos bandos o ideologías, sino que se enfrentaron distintos proyectos de nación.

En ese sentido, precisó que quienes iniciaron el movimiento bajo la idea de ‘Sufragio Efectivo No Reelección’ en 1910, para 1915 se enfrentaban en una cruenta Guerra Civil. y que, al final, consolidaría las instituciones del México moderno.

“Desde estas tierras del sur sumamos esfuerzos con grandes mujeres y hombres guerrerenses que apoyaron, desde el primer momento, las ideas de Madero y, después, del general Zapata. Aquí nos levantamos contra las injusticias que sufrían los campesinos, contra la opresión y represión sistemática de gobernadores, contra la persecución a la diversidad y a la pluralidad de ideas”.

Destacó que hoy el país experimenta una tercera revolución, pero de transformación, y que Guerrero no es la excepción, puesto que “volvió a ser protagonista y estuvo como siempre, del lado correcto de la historia”.

Resaltó que, en el marco de estos 112 años de este suceso histórico, su gobierno reafirma los ideales revolucionarios, “ya no con violencia, sino con la convicción de seguir trabajando por quienes más lo necesitan. Por generar oportunidades para todas y todos. Por el desarrollo de nuestras mujeres y hombres del campo, de los obreros, de los estudiantes, de los docentes, de todas las familias de Guerrero”.

Agregó que hoy en día la justicia con bienestar social, ya se están convirtiendo en una realidad para las 8 regiones de nuestro estado, y reiteró que hoy Guerrero experimenta otra revolución, ya no armada, ya no violenta; hoy Guerrero experimenta una revolución de las conciencias por el cambio verdadero.

“A 112 años del inicio de la tercera gran transformación, a un año de la llegada de la ‘Cuarta Transformación’ a nuestro estado, seguimos en la misma ruta de la esperanza, con la seguridad de caminar de la mano del pueblo de Guerrero, por el bienestar y la justicia para todos”. 

  • Texto: Juan Blanco
  • Imagen: DGCS Gobierno de Guerrero 

API Guerrero

Al Instante Gobierno Portada