Familiares de comisario asesinado son amenazados y acorralados, en la Sierra de Guerrero 

Familiares de comisario asesinado son amenazados y acorralados, en la Sierra de Guerrero 

🔴 Hacen circular un video en redes sociales, en el que niños y mujeres lloran rogando ayuda al Gobierno Estatal y Federal

Juan Blanco | API
Chilpancingo, Gro.- El grupo delictivo que asesinó y desmembró al comisario municipal de Las Conchitas, defensor de bosques de la zona serrana del municipio de San Miguel Totolapan, Carlos Márquez Oyorzabal, ahora ha cercado y amenazó con “descuartizar” a sus familiares.
“Necesitamos seguridad porque nos acaban de decir que nos van a torturar bien feo, van a acabar con nosotros, con los niños y que nos van a quemar, por eso queremos lo más pronto posible la presencia de las corporaciones policiacas”, pidió la hermana.
Mientras que la sobrina remató: “yo ya no quiero que siga pasando esto, pues a mi tío lo mataron y nos dijeron que también nos van a venir a matar y a descuartizar como lo hicieron con él”.
En un audio y video que grabaron ellos mismos y que enviaron a los diferentes medios de comunicación, se les escucha decir que se encuentran refugiados en su casa, pues no pueden huir porque los presuntos hombres armados tienen “rodeada” la comunidad de Las Conchitas en donde actualmente habitan.
También dijeron que ya no cuentan con productos alimenticios de la canasta básica y que debido a la inseguridad, no pueden trasladarse a otros pueblos vecinos para comprarlos.
Ante ello, insistieron a las autoridades estatales y federales envíen a las distintas corporaciones policiacas para que les brinden seguridad y puedan desplazarse.
De acuerdo con el Observatorio por la Paz y el Desarrollo de la Sierra de Guerrero, Márquez Oyorzabal se desplazaba en su cuatrimoto junto con sus dos hijos menores de edad del poblado de Toro Muerto a Linda Vista, en San Miguel Totolapan, alrededor de las 7:00 de la noche del pasado sábado 03 de abril, y que en el punto conocido como Agua Escondida fueron interceptados y llevados a la Comisaría Ejidal de la Ciénega de Puerto Alegre.
Enseguida, abundaron, los torturaron y vía radios intercomunicadores portátiles se enlazaron con sus familiares para exigirles grandes cantidades de dinero y automóviles para que fueran liberados.
No obstante, dijeron que al no obtener una respuesta el papá fue asesinado y desmembrado y sus restos esparcidos por todo Puerto Alegre, mientras que sus dos hijos “fueron soltados”.
Se tiene conocimiento que el campesino llevaba defendiendo los recursos maderables en esa zona de la Tierra Caliente del estado desde hace 20 años y formó una “Policía Comunitaria” justamente para impedir su saqueo por parte de células criminales, lo que le habría costado la vida. (www.apiguerrero.net)

Al Instante Derechos Humanos Narcotráfico Portada Sierra Tierra Caliente