Niños indígenas de Guerrero quieren paz y seguridad, no armas ni amapola

Niños indígenas de Guerrero quieren paz y seguridad, no armas ni amapola

Los niños en Alcozacán no quieren armarse, pero quieren vivir en paz y con seguridad, algo que los deferentes niveles de gobierno no les han podido garantizar. 

Este viernes, unos 50 niños marcharon en exigencia de justicia, y que se esclarescan las masacres que han ocurrido en esta localidad. 

A las autoridades que se pronunciaron en contra de armar a los niños, cuestionaron si en verdad consideran un delito, o sólo quieren seguir ocultando la pobreza y violencia que viven los pueblos indigenas de estos dos municipios. 

Una pobladora de la localidad de Xicotlán, dijo que no es por gusto tomar las armas, pero llevan más de dos años sobreviviendo a los ataques de los grupos delictivos “Los Ardillos” y “Los Rojos”, que han matado a más de 30 personas en menos de dos años.

Indicó que no se está armando ninguna guerrilla, ni un movimiento de contra insurgencia, solo la necesidad de protegerse ante las amenazas de muerte que sufren a diario. 

Los pobladores de esta localidad manifestaron que ya están hartos de escuchar solo discursos por parte del gobernador, Héctor Astudillo Flores y del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. 

Expuso que mientras el presidente exige disculpas al Gobierno Español por los agravios de la conquista, abandonan a los pueblos indígenas, los siguen manteniendo en condiciones de esclavitud, discriminación, racismo, tortura y muerte.

Las armas que portan los policías comunitarios y niños, son el resultado del abandono, de la crisis de seguridad en la que viven los habitantes de los Municipios de Chilapa y José Joaquín de Herrera “Los Ardillos nos están matando”.

Criticaron que desde partidos políticos, candidatos, gobernantes y corporaciones policiacas están coludidas con los grupos delictivos, la muestra es que ningún nivel de gobierno ha actuado para detener al grupo criminal “Los Ardillos”.

Reprocharon también que ninguno de los crímenes que han ocurrido en contra de la comunidad de Alcozacán ha sido castigado, entre ellos la masacre de los 10 músicos ocurrida en 2020, siendo ya presidente Andrés Manuel López Obrador. (www.apiguerrero.net)

Nota de Bernardo Torres (BT)

Al Instante Derechos Humanos Policías Comunitarias y Autodefensas Portada Zona Centro