octubre 29, 2020

Entre cientos de casos sin resolver, renuncia el Fiscal del Estado Xavier Olea Peláez

*** En la impunidad: feminicidios, crímenes de policías y políticos, como el de Armando Chavarría

*** Queda como encargado de despacho, el vicefiscal José Antonio Bonilla Uribe

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 25 de Abril del 2018.- Este miércoles al mediodía, el Fiscal General del Estado Xavier Olea Peláez, anunció su renuncia al cargo y por la tarde la entregó al Congreso local, donde se iniciará el proceso para el nombramiento de otro titular.

Luego de tres años en el cargo, Olea Peláez informó en primera instancia al gobernador, Héctor Astudillo Flores: “en primera instancia por ser el jefe del ejecutivo y en segunda por el respeto, el cariño y la amistad que entre nosotros existe”.

En un mensaje emitido desde la sede del Poder Ejecutivo, agradeció al mandatario estatal su apoyo a la Fiscalía a pesar de las condiciones en que se recibió el Estado, asegurando que siempre se contó con el respaldo y la disposición para trabajar de manera coordinada.

Por su parte, el gobernador Héctor Astudillo agradeció a Olea por haber acudido a su oficina para informale esta decisión, previo a oficializarla ante el Congreso del Estado.

“Como ustedes saben esta es una facultad hoy del Congreso en un nuevo marco jurídico en el que se desenvuelve el funcionamiento de la fiscalía general del estado de Guerrero”, aclaró.

Finalmente, expresó su reconocimiento al fiscal por el trabajo realizado al frente de la dependencia, destacó su capacidad como abogado y deseó éxito en las actividades que emprenda y ha desarrollado en los últimos tiempos de su vida.

“Quiero expresarle sin ninguna limitación mi reconocimiento a todo lo que se vino haciendo en la fiscalía en tiempos muy complejos en Guerrero, no quiero dejar de mencionarlo, han sido los tiempos seguramente más complejos que se han vivido en Guerrero y los que no escapa por supuesto también el país”.

“Los problemas que se atraviesan no son únicos de Guerrero y sin duda la participación, la capacidad, el conocimiento, la experiencia de Javier hicieron que los problemas que eran muy grandes se pudieran enfrentar”, dijo el gobernador.

Sin embargo, también expresó que hay cosas que quedaron pendientes propias de la dependencia, pero que se irán desarrollando en los próximos meses, con quien llegue a la titularidad.

En tanto el gobernador envía una terna al Congreso para elegir al sustituto, el Vicefiscal de Investigaciones, José Antonio Bonilla Uribe, quedará como encargado de despacho de esta institución.

Javier Olea fue criticado por diputados y dirigentes, integrantes de los partidos Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática, quienes desde el año pasado exigían su renuncia ante la falta de resultados en materia de justicia.

El ahora ex fiscal, deja pendientes de resolver casos graves como el crimen de las dos precandidatas (del PRI y PRD) a diputadas locales por el distrito 25 electoral, con cabecera en Chilapa.

El crimen del luchador social Ranferi Hernández Acevedo en ese mismo municipio, el brutal asesinato del que fue víctima la joven nutrióloga Magdalena Aguilar Romero, en Taxco, entre muchos otros, entre ellos el del diputado Armando Chavarría Barrera, el cual afirmó hace un año que estaba apunto de resolverse.

También continúa sin resolverse el caso de los 6 policías ejecutados recientemente en la Sierra de Zihuatanejo, pues aunque se han realizado detenciones de presuntos agresores, su participación en el hecho no ha sido comprobada y, los cabecilla del grupo criminal que se adjudica la masacre, siguen en libertad. (Agencia Periodística de Investigación)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: