octubre 22, 2020

Denuncian corrupción, nepotismo  y acoso laboral en el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado

*** Magistrados cobran hasta 120 mil pesos mensuales, exhiben trabajadores
 
Bernardo Torres/API
 
Chilpancingo, Gro< 17 de Octubre del 2019.- Trabajadores del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Guerrero denunciaron una serie de actos de corrupción, nepotismo, tráfico de influencias, arbitrariedades, irregularidades y acoso laboral por parte de los magistrados de la Sala Superior y Salas Regionales del organismo.
En conferencia de prensa, un grupo de trabajadores expusieron que se están violando tanto sus derechos laborales como humanos, al obligarlos a realizar actividades fuera del horario, días inhábiles y de descanso, sin la correspondiente compensación, además de ser obligados a hacer trabajos particulares a magistrados.
Expusieron que el exceso de carga laboral en parte se debe a la ineptitud de los magistrados para conducir las labores jurisdiccionales en virtud de que carecen de capacidad profesional, no cuentan con el perfil académico para ejercer Ia función además de que sus nombramientos se han dado bajo criterios politicos.
Muchos de los que fueron nombrados, insistieron, carecen de legitimación legal para actuar, en razón de que fueron nombrados en el periodo gubernamental René Juárez Cisneros y hasta la fecha siguen actuando sin haber sido ratificados.
“El único interés de los magistrados es aprovecharse del cargo para obtener beneficios personales, cuando por su irresponsable actuación el Tribunal se encuentra en total anarquía y nepotismo; sin embargo, pretenden jubilarse o retirarse, con altos salarios, que ni el actual Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador percibe”.
Los inconformes acusaron que varios de los magistrados pretenden heredar sus cargos, como el caso de la Magistrada, Gisela Anzaldua Catalán, quien pretende heredar el cargo a su hija Gisela Margarita Luna Anzaldua, cuando no reúne ni el requisito de la edad y menos la experiencia en la función jurisdiccional.
Dieron a conocer que en el periodo anual de 2018 se aumentó el presupuesto al Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, por más de 20 millones de pesos, es decir, asciende a más $80 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2019, sin embargo, los salarios de los trabajaron no tuvieron ningún aumentos, porque los destinaron para mejorar sustancialmente los salarios de los magistrados con salarios de más $120 mil pesos mensuales.
Ante esto, hicieron un llamado al gobernador Héctor Astudillo a una audiencia, donde se analicen los salarios de la base trabajadora que no ha tenido cambios desde hace 13 o 14 años en algunos casos, así como al Congreso de Guerrero para que ponga un alto a las faltas administrativas que se están cometiendo en este Tribunal. (Agencia Periodística de Investigación)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: