octubre 22, 2020

Gobiernos sólo usaron a damnificados de “Ingrid” y “Manuel” para llenarse los bolsillos

***Más de dos mil familias damnificadas de Chilpancingo nunca vieron realizado el “Plan Nuevo Guerrero

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.-El gobierno de Enrique Peña Nieto, y los funcionarios que se encargaron de la ejecución del “Plan Nuevo Guerrero”, sólo usaron a los damnificados por los fenómenos meteorológicos “Ingrid” y “Manuel” para llenarse los bolsillos, pues alrededor de 2 mil 500 familias nunca accedieron a la reconstrucción, y lo poco que fue reconstruido se está derrumbando.

Nicolás Chávez Adame, dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), quien representa a varias localidades del municipio de Chilpancingo que fueron devastadas en 2013 por las lluvias, adelantó que los damnificados ya preparan una nueva jornada de lucha, para exhibir el abandono y exigir la aplicación de los recursos que fueron destinados para la reconstrucción.

Con el inicio de una nueva temporada de lluvias, sin viviendas, o viviendo en zonas de riesgo, vuelve el temor a las familias, y les recuerda que se destinaron miles de millones que no llegaron a sus destinatarios, y que los funcionarios que iniciaron este proyecto, ya ni siquiera están dentro del gobierno.

“Lo que vemos que no es un problema localizado, sino un problema a nivel nacional, donde hubo un robo a campo abierto, desviaron el recursos para los damnificados, una prueba de esa burla es que a Murillo Karam responsable de resolver el problema de los 43, lo ponen en Sedatu para coberturarlo”, expuso.

El cambio constante de delegados en Guerrero, fue otro de los factores a los que atribuyen el fracaso del Plan Nuevo Guerrero, donde en últimas fechas había estado José Manuel Armenta dejando su trabajo inconcluso y con muchos pendientes, como es el caso de la demolición de viviendas mal hechas y el puente para comunicar el Fraccionamiento “Nuevo Mirador”.

En los próximos días, expuso, tras tomar acuerdos con las comunidades, habrá una movilización de damnificados, pues el mal  realizado por las empresas que contrató la Sedatu, pone en riesgo la vida de las familias a quienes les entregaron casas cuarteadas y que tarde o temprano se van a caer.

Reveló que hay familias que han abandonado las casas que les entregaron en dicho fraccionamiento, ubicado al sur de Chilpancingo, y han preferido irse a rentar, al no querer poner en riesgo a sus hijos.

Por lo menos en el municipio de Chilpancingo, denunció, hay alrededor de 2 mil 500 familias a quienes no se les cumplió y ven con tristeza como los gobierno solo están usando las tragedias para llevar los recursos a sus bolsillos y actualmente a las campañas electorales.

Expuso que otra de las preocupaciones de los comisarios, es que con el presidente municipal interino de Chilpancingo, Jesús Tejeda Vargas, habían pactado la construcción de 100 viviendas, pero que con el posible regreso de Marco Antonio Leyva Mena a la alcaldía, se pudiese perder el acuerdo. (Agencia Periodística de Investigación) 

signature open Enviado desde mi iPhone

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: