septiembre 21, 2020

Arbitraria la detención de elementos de la SSP-Gro por policías de Quechultenango

*** Los elementos que fueron detenidos en presunto estado de ebriedad ya fueron liberados y analizan si proceden legalmente
Bernardo Torres/API
Chilpancingo, Gro. 18 de Marzo del 2018.- El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, calificó como arbitraria la detención de dos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP-Gro), por policías del municipio de Quechultenango, y aseguró que les fueron violentados sus derechos constitucionales.
La tarde de este sábado, elementos de la Policía Municipal de Quechultenango, detuvieron a dos policías estatales que estaban en sus días de descanso, cuando regresaban de un paseo familiar en “El Borbollón”, quienes presuntamente se encontraban en estado de ebriedad.
Los detenidos fueron identificados como Isidro “N”, de 28 años de edad, originario de Mochitlán y Guadalupe “N”, de 40 años, vecino de la ciudad de Chilpancingo, ambos policías estatales, uno asignado a la región Norte y otro como escolta de un mando de esa corporación.
La detención de los dos policías se realizó cuando se encontraban en franquicia y presuntamente en estado de ebriedad, los dos oficiales habían acudido al balneario de El Borbollón, perteneciente al municipio de Quechultenango, donde estuvieron ingiriendo bebidas embriagantes.
Al pasar por el retén de la Policía Municipal que se encuentra en la entrada del poblado de Quechultenango, los uniformados les marcaron el alto para pedirles que se identificaran, bajaran de la unidad y realizarles una revisión, a lo cual se negaron, por lo que fueron llevados a la barandilla municipal.
Posteriormente, los dos detenidos fueron trasladados a la ciudad de Chilpancingo y puestos a disposición del Ministerio Público de Bravo, donde el Juez de control los dejó en libertad este domingo al mediodía, al no encontrar delito que perseguir, y al determinar que les fueron violados sus derechos constitucionales.
Indicó que en ningún momento los elementos incurrieron en alguna falta administrativa o se comportaron de manera violenta, y la detención obedeció específicamente por ser policías estatales, de quienes además violaron su derecho a proteger su identidad al distribuir sus fotografías en redes sociales.
La Secretaría de Seguridad Pública del Estado, ha orientado a los policías sobre cuáles son sus derechos y las acciones a las que pueden recurrir en contra de la corporación municipal de Quechultenango o en contra del presidente municipal, quien no ha emitido su postura hasta este momento.
Al interior de la SSP-Gro, se sospecha de una especie de venganza, luego de que hace unos días fueran detenidos los escoltas del alcalde de Mochitlán, en Chilpancingo, por un altercado con elementos de tránsito estatal, municipio que trabajan muy de cerca en esta zona de la entidad. (Agencia Periodística de Investigación)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: