Lun. Jun 1st, 2020

Tras la represión en Chiapas, un estudiante de Ayotzinapa presenta fractura de cráneo

  • También fue hospitalizada la señora Hilda Leguideño Vargas, madre de Jorge Antonio Tizapa Leguideño, uno de los 43
  • El Gobierno de Chiapas suspendió la libertad de reunión”; cuestiona Vidulfo Rosales al gobernador morenista Rutilio Escandón

Jonathan Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 16 de Febrero del 2020.- A consecuencia de la represión de la que fueron objeto padres de los 43 y normalistas de Ayotzinapa en Chiapas, un estudiante de primer grado resultó con fractura de cráneo y, la mamá de uno de los estudiantes desaparecidos también quedó internada.

Lo anterior fue informado a través de sus redes sociales por el abogado Vidulfo Rosales Sierra, quien reclamó al gobierno su falta de sensibilidad y cuestionó si en Chiapas el Gobierno de Rutilio Escandón Cadenas (de Morena), ha prohibido la libertad de reunión.

El estudiante herido es Juan Antonio Flores García. Cursa el primer año en la Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero. De acuerdo con la información proporcionada por Vidulfo, Juan Antonio es hijo de campesinos, originario de la comunidad de Plan de Guadalupe, municipio de Tlatlauquitepec en Puebla.

El abogado relató que este domingo 16 de febrero, el joven estudiante llegó a la Normal Rural de Mactumatza, Chiapas, acompañando a los padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de Septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

“Era una actividad informativa como parte de las Caravanas ´En busca de los 43´. Se trata de informar a todas las Normales cómo va el caso de los desaparecidos y seguir pidiendo su apoyo”, explicó.

Y añadió: “Eran las 8 am, se disponían almorzar pero sonó la voz de alarma de los estudiantes del lugar, informando que la Policía del Estado estaba en la entrada de la Normal sobre la carretera Chicuasen, kilómetro 2. Los Padres de los 43 salieron y se formaron adelante, preguntando a los Policías a qué se debía su presencia si en ese lugar lo único que se haría eran reuniones con estudiantes y organizaciones”.

“La respuesta de la Policía fue disparar bombas de gas lacrimógeno. Un policía, a una distancia aproximada de un metro disparó un escopetín. El proyectil impactó en el cráneo de Juan Antonio, desvaneciéndose al instante”, lamentó.

Explicó que sus compañeros lo auxiliaron llevándolo al “Hospital Rojas” en Tuxtla Gutiérrez, donde, al momento su vida pende de un hilo. “Los médicos han informado que tiene fractura de cráneo y en unas horas será operado para ver si salva la vida”, agregó.

Enseguida cuestionó: “¿Hasta cuando los Normalistas Rurales seguirán siendo perseguidos? ¿El Gobierno de Chiapas suspendió la libertad de reunión? ¿Es ilícito hacer reuniones en Chiapas? ¿La policía tiene órdenes de matar?”.

También informó que mientras tanto, en otra cama de hospital yace Doña Hilda Legideño Vargas, madre del estudiante Jorge Antonio Tizapa Legideño, desaparecido el 26 de Septiembre de 2014. “Su delito: pedir verdad y justicia y presentación con vida de su hijo”; reclamó. (www.apiguerrero.net)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: