octubre 13, 2020

Desde el gobierno, operan hermanos de Héctor Apreza para evitar protestas que afecten al PRI durante el proceso electoral

*** Desde hace un año faltan once maestros en Olinalá; el siguiente ciclo podrían faltar más de 20, en mismo número de escuelas

*** Saúl Apreza Patrón, alcalde de ese municipio, ha dicho a los padres de familia y maestros que “no es buen momento para protestar”, y además “no hay recursos por el proceso electoral”     

Jonathan Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 05 de Mayo del 2018.- Cuando está a punto de terminar el ciclo escolar, en Olinalá existe un faltante de 11 maestros y, ocho idóneos están por concluir su contrato, lo que agravaría la situación para el inicio del siguiente ciclo, siendo afectados en este momento al menos 330 alumnos distribuidos en 20 escuelas.

El presidente municipal, Saúl Apreza Patrón y el Director de Contraloría de la Secretaría de Educación Pública, Ramón Apreza, han contenido a los padres de familia y maestros para que no realicen protestas.

A base de engaños, frustraron una manifestación que se realizaría este miércoles (06 de Junio) en Chilpancingo, para evitar que este problema afecte al PRI en el actual proceso electoral, ya que el hermano de Saúl y Ramón es Héctor Apreza Patrón, candidato plurinominal a diputado local y, coordinador de campaña de los candidatos de ese partido al Congreso del Estado. Fue además, Secretario de Finanzas del Gobierno que encabeza Héctor Astudilloo Flores.

Sin embargo, para los docentes que han tenido que atender de dos o tres grupos durante todo este ciclo escolar, es lamentable que los hermanos Apreza, a pesar de ser originarios de este municipio asentado en la Montaña de Guerrero, no hagan algo por solucionar el problema de la falta de docentes y, estén más preocupados por las elecciones.

“Llevamos todo el ciclo escolar pidiendo maestros. A causa de la problemática, solo en Olinalá somos 20 escuelas las afectadas. Anteriormente pedíamos cerca de once maestros pero comentábamos que iban a jubilarse varios. No nos hacían caso, fuimos a ver directores y supervisor y nos tenían desde la mañana hasta la tarde esperando, y al final no resolvían nada”, lamentó uno de los profesores.

Explicó que ante la presión de los comités de padres de familia y maestros, la Secretaría de Educación contrató hace seis meses a ocho maestros idóneos, “pero ya está por culminar su contrato y a ellos ya les informaron de oficinas centrales que ya no habrá más contrataciones por el momento”.

Esto agravaría el problema ya que en este momento hacen falta once maestros y, los ocho que se irán dejarán un faltante de 19, pero además, habrá algunas jubilaciones, con lo que habrá más de 20 grupos de aproximadamente 30 niños cada uno, sin profesor.

Hace un mes, destacó, le plantearon la problemática al Director General de Contraloría, Ramón Apreza, pidiéndole que hiciera caso a las peticiones porque el Director General de Educación Primaria del Estado, Praxedis Mojica Molina, no había hecho caso a las solicitudes.

“El director de Contraloría dijo que no había problema, que nos iba atender, se comprometió hace un mes que a más tardar en quince días resolvería, pero no fue así”, lamentó el docente.

Insistió en que actualmente faltan once maestros y hay ocho a los que deben renovarles el contrato, porque además se van a jubilar más al culminar este ciclo escolar.

Luego de la falta de respuesta de Ramón Apreza, los maestros y padres de familia tomaron la decisión de ir a Chilpancingo y protestar en Palacio de Gobierno, pero “como las noticias corren rápido, esto se sabe y ya llegó a oídos de nuestro presidente (Saúl Apreza), y pidió de favor que no hagamos ninguna actividad y que él se compromete a que esta semana va dar solución, por eso cancelamos la ida a Chilpancingo”, explicó.

No obstante, después de no resolverles nada durante un mes, se volvió a comunicar con ellos el Contralor Ramón Apreza, hermano del alcalde, informándoles que ya había estado en audiencia con el Director de Educación Primaria, “y dice que nos enviarán dos maestros nada más”.

Ante la respuesta, este miércoles se suspenden labores en todo el municipio y se reunirán los profesores con los comités de padres de familia de las 20 escuelas afectadas, para definir si aceptan sus propuestas o no, aunque a parecer de los docentes, el ofrecimiento es muy pobre para un problema bastante fuerte que está afectando a cientos de alumnos.

Insistieron en que aunque los dos hermanos, alcalde y contralor de la SEG, y el propio ex secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón, son “paisanos”, no hagan algo por resolver la situación.

“Ellos nos quieren apaciguar con la justificación de que ahorita no hay dinero por lo de las elecciones, que no hay condiciones ni es el momento de protestar, que después de las elecciones nos atienden, pero sabemos que es por el proceso electoral y que después de las elecciones no van a resolver ya”, auguró.

Incluso, el presidente municipal ha llamado a algunos profesores y con sus emisarios les ha pedido que frenen el movimiento que tienen contemplado para solicitar recursos humanos, operando evidentemente para evitar que el Gobierno del Estado y su partido, así como del coordinador de la campaña de los candidatos a diputados del PRI, sean afectados. (Agencia Periodística de Investigación)    

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: