septiembre 20, 2020

69 meses después, muere la esperanza para una familia de los 43 

* En Innsbruck identifican los restos del normalista Alfonso Rodríguez Telumbre
Bernardo Torres/API
Chilpancingo, Gro. 07 de Julio del 2020.- Han pasado 69 meses, 10 días de la tragedia de Ayotzinapa cuando el Estado desapareció a 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural, hoy una tercera familia perdió la esperanza de hallar a su hijo con vida.
Un silencio inusual impera en un Callejón del Barrio de Santiago en Tixtla, Guerrero.
Este martes, Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación del Caso Ayotzinapa (UEICA), informó que el Instituto Forense de la Universidad de Innsbruck, identificó los restos del normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, hijo de Clemente Rodríguez y María Telumbre.
Desde el lunes, la noticia silenció un rincón de Tixtla de Guerrero “la Ciudad de las Fiestas”, los callejones del Barrio de Santiago se vistieron de luto, y en la intimidad de su hogar la familia padece el duelo de una tragedia que no querían se hiciera realidad.
De acuerdo con la Unidad Especializada, los restos de Christian Alfonso, fueron hallados en una búsqueda entre los días 21 y 29 de Noviembre de 2019, posteriormente enviados a la Universidad de Innsbruck, Austria, donde se confirmó su identidad el pasado 19 de junio.
Este martes, dentro de la humilde vivienda de adobe y revoque rústico con techo de teja, al fondo del Callejón de las Cuevitas, se refugia la familia, guardando luto al joven, quien para esta fecha sería un maestro rural, y estaría en alguna comunidad del Estado realizando el sueño de enseñar.
La familia se reserva cualquier declaración, pues durante más de cinco años han recorrido el Estado, el País y el Mundo gritando su dolor, exigiendo justicia y la presentación con vida de los 43 muchachos desaparecidos.
Al exterior de su vivienda está aparcada la camioneta tipo Datsun, con la que el señor Clemente ha mantenido a su familia mediante la venta de agua purificada en garrafón, y otros empleos temporales para también permanecer en esta lucha, por la verdad y la justicia.
El silencio se ha extendido a todo el colectivo de los padres y madres de los 43, quienes a causa de la Pandemia por el Covid-19, tampoco ha habido alguna postura de las organizaciones sociales o actores políticos.
Apenas este lunes, don Clemente denunció una agresión por parte de la denominada “policía comunitaria” de Tixtla, quienes lo retuvieron e intimidaron cuando circulaba sobre la carretera Chilpancingo-Chilapa.
El 06 de diciembre de 2014, la entonces Procuraduría General de la República (PGR), dirigida por Jesús Murillo Karam, informó que la Universidad de Innsbruck había identificado los restos del estudiante, Alexander Mora Venancio, originario de la localidad de El Pericón, Municipio de Tecoanapa, pero los restos jamás fueron entregados a su padre Ezequiel Mora.
El 16 de Octubre de 2015, en un segundo informe, presuntamente habrían sido identificados los restos del joven Joshivani Guerrero de la Cruz, era de la comunidad de Omeapa, Municipio de Tixtla, pero la versión fue puesta en duda incluso por la entonces procuradora de la República, Arely Gómez.
De acuerdo con el titular de la UEICA, las investigaciones continuarán, incluso el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha ofrecido protección e incentivos a quienes aporten información verídica para dar con el paradero de los 43. (www.apiguerrero.net)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: