septiembre 20, 2020
  • Deslaves, árboles caídos, encharcamientos, inundaciones, caída de bardas y personas arrastradas por ríos y un campesino desaparecido

Bernardo Torres/Edgar de Jesús/API

Chilpancingo, Gro. 26 de Agosto del 2020.- Las lluvias de las últimas 24 horas asociadas a la onda tropical No. 31, han dejado hasta ahora en Guerrero deslaves en carreteras, árboles y bardas caídas, encharcamientos e inundaciones en algunas ciudades de la entidad, mientras que tres personas fueron arrastradas por las corrientes de ríos, de las cuales una está en calidad de desaparecida.

De acuerdo con la Secretaría de Protección Civil, los daños más severos por el mal tiempo son hasta ahora en la Sierra de Chilpancingo, donde la carretera que comunica la localidad de la Esperanza y el Ocotito está totalmente cortada y mantiene incomunicados a sus habitantes.

También en Zihuatanejo donde los puntos bajos de la ciudad que están por debajo del nivel del mar, quedaron completamente inundados hasta hacer que los carros estacionados prácticamente flotaran en el agua.

En el caso de la Sierra de Chilpancingo, desde la mañana de este miércoles labora maquinaria del Ayuntamiento de Chilpancingo, Protección Civil y Obras Públicas, sin embargo los trabajos fueron suspendidos ante la falta de condiciones y la intensidad de las lluvias que pondrían en riesgo la integridad del personal.

Sobre la carretera México-Acapulco se registró la caída de rocas en el tramo Ocotito-Tierra Colorada, asimismo sobre las carreteras Tierra Colorada-Tecoanapa, Chilpancingo-Tixtla y en la Avenida Escénica de Acapulco.

La dependencia informó además que se registró un corte carretero en el Municipio de Tecpan de Galeana entre las localidades de San Luis San Pedro La Laguna, el cual está siendo atendido con maquinaria pesada enviada por el Ayuntamiento.

Al menos tres viviendas sufrieron la caída parcial de sus paredes en la Región de la Montaña, dos en el Municipio de Tlacoapa y una en la comunidad de San Miguel del Progreso, Municipio de Malinaltepec.

En Chilpancingo se registran encharcamientos en varios puntos de la Ciudad, sobre todo en la Avenida Lázaro Cárdenas donde se realizan trabajos de encauzamiento de un arroyo, que afectó algunos vehículos, y además se monitorea el nivel del Río Huacapa.

La Esperanza

Un enorme deslave carretero dejó incomunicada desde este martes a la localidad de La Esperanza, ubicada en la zona serrana del Municipio de Chilpancingo, a causa de las recientes lluvias.

El terreno se reblandeció, luego de varias horas de lluvia que dejó el paso de la onda tropical No. 30, ocasionando el colapso total de la carretera desde la madrugada del martes, ni siquiera para paso peatonal.

A través de redes sociales, pobladores que se encuentran fuera de la localidad hicieron un llamado al presidente municipal de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, así como a otros funcionarios, que hasta este día no han sido respondidos.

“Por este medio solicito a las autoridades de Chilpancingo su apoyo para ayudar a los habitantes de la comunidad de La Esperanza que se han quedado incomunicados por un derrumbe”, escribió la usuaria de Facebook, Rosita Carrizo, quien dijo tener familia atrapada en el poblado.

Solicitaron el envío de maquinaria pesada para reconstruir el tramo carretero de más de 100 metros que se fue por la ladera, a fin de que la gente pueda realizar sus actividades, pues este es el único acceso y salida hacia el Ocotito.

El derrumbe está ubicado 15 minutos antes de llegar al poblado de más de mil habitantes, y una hora y media de El Ocotito a donde acuden diariamente para adquirir los productos básicos, alimentos y medicinas.

“Por favor compartan, tengo a mis familiares que están allá y quiénes bajan al Ocotito para comprar lo que necesitan. Hoy por ellos mañana por nosotros. Gracias y espero pronto se les pueda brindar el apoyo”, suplicó a otros usuarios de la red social.

Atoyac

Las lluvias provocaron también que un deslave generara pánico al caer junto a una vivienda en el centro de Atoyac de Álvarez.

Personal de Protección Civil (PC) municipal acudió al llamado de los moradores de la vivienda ubicada en la colonia La Villita, donde el derrumbe de tierra ocasionó que el paredón cayera a un costado de la vivienda, propiedad de Emilia Severo Guzmán de 76 años de edad, quien resultó ilesa pero con daños en su predio.

En tanto, en la parte alta de la sierra cafetalera, el desprendimiento de rocas provocó que cayeran en un predio abandonado en la colonia El Recodo, ubicado en la localidad de El Paraíso, sin que se registraran personas lesionadas.

Coyuca de Benítez

Desde la noche del martes se alertó a las corporaciones de rescate de Coyuca de Benítez que el campesino José Danilo Pino Vélez, de 28 años de edad, cruzo el arroyo que se encuentra en las inmediaciones de la comunidad Poza Onda, para trasladarse a la comunidad Pénjamo.

En su intento, el hombre fue arrastrado por la corriente y posteriormente los pobladores implementaron una brigada de búsqueda, sin que pudieran localizarlo.

Desde las 09:00 horas de este miércoles, personal de Protección Civil del Estado y Municipio implementaron acciones de búsqueda, pero fueron suspendidas por la fuerte lluvia y el aumento en el arroyo.

Tecpan

En Tecpan de Galeana, a las 13:00 horas se alertó de árboles caídos por el reblandecimiento de la tierra en diversos puntos de la carretera nacional Acapulco-Zihuatanejo. En la entrada a la cabecera municipal cayó una palma que obstruía la vialidad en el acceso al libramiento, pero fue retirado por los cuerpos de rescate.

El segundo reporte fue en la comunidad de Tenexpa a la altura de la escuela secundaria, donde una parota, una ceiba y un roble, obstruían la vía estatal, por lo que fueron derramandos y retirados.

En la carretera nacional Acapulco-Zihuatanejo, sobre el kilómetro 105 + 600, un Huamúchil cayó a la altura de punto conocido como “La Casona”, en la colonia Ramos, obstruyendo un carril.

Zihuatanejo

Para la tarde-noche de este día, el puerto de Zihuatanejo era una de las zonas más afectadas al registrar inundaciones de hasta un metro de altura en céntricas calles que están por debajo del nivel del mar.

Además, dos personas que intentaron cruzar el canal ubicado sobre paseo de La Boquita, fueron sorprendidas por la creciente de agua y arrastradas varios metros, hasta que vecinos de la zona los rescataron.

Debido a las inundaciones fue activado el plan DN-III, en el que participan elementos militares y de la Guardia Nacional (GN). En tanto, la Policía del Estado por su parte activó sus protocolos de rescate y ayuda a la ciudadanía, encontrando vehículos arrastrados y varados por los altos niveles de agua.

Para la noche, las autoridades marítimas determinaron cerrar el puerto a la navegación para preservar la vida de las personas, por lo que se mantendría cerrada hasta nuevo aviso.  (www.apiguerrero.net)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: