Jue. Ago 6th, 2020

Tras otro ataque del narco, cierra Coca Cola su planta en Ciudad Altamirano, Guerrero 

*** Lamenta FEMSA la ausencia del Estado de Derecho en esta entidad

Jonathan Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 23 de Marzo del 2018.- Mientras el Gobierno de Guerrero anunciaba la frustración de un nuevo ataque contra la planta de Coca Cola FEMSA en Ciudad Altamirano, la empresa anunció su cierre indefinido de operaciones en ese municipio, producto del hostigamiento de grupos delincuenciales y, “la ausencia del estado de derecho”.
FEMSA difundió un comunicado la tarde de este viernes, en el que señala que la medida se toma “tras dos meses de hostigamiento de grupos delincuenciales hacia nuestros colaboradores y ante la ausencia de un estado de derecho y prevalencia de la impunidad”.
La medida, precisa, es con el objetivo fundamental de preservar la integridad y la seguridad de sus colaboradores.
“Coca-Cola FEMSA decidió cerrar sus operaciones de forma indefinida, a partir del viernes 23 de marzo en Ciudad Altamirano, Guerrero”, cita el documento, afirmando que hay en este centro de distribución más de 160 colaboradores, de quienes buscan salvaguardar la integridad física.
“La falta de condiciones necesarias para operar de manera eficiente y segura en esta zona del estado de Guerrero, así como la reciente agresión injustificada hacia uno de nuestros colaboradores, llevó a la empresa a tomar esta decisión”, agrega.
Además, la empresa rechazó toda acción de violencia en contra de sus colaboradores, familias y comunidades donde opera; y lamentó que la ausencia de un estado de derecho y la prevalencia de la impunidad que afecta a la región, la lleve a detener sus labores en un territorio en el que ha tenido presencia por más de cuatro décadas, generando valor económico y social a sus clientes, consumidores, comunidad, colaboradores y familias.
Relata que desde enero de este año, los integrantes del Centro de Distribución de Coca-Cola FEMSA en Ciudad Altamirano comenzaron a recibir constantes amenazas y agresiones por parte del crimen organizado, así como afectaciones a las instalaciones de la empresa.
Minutos antes, el Gobierno de Guerrero había difundido un comunicado en el que celebraba que la Policía Federal, División Gendarmería, había frustrado un ataque de personas armadas en contra de las instalaciones de la empresa Coca Cola en Ciudad Altamirano, “y lograron decomisar armas y bombas molotov, y aseguró a uno de los agresores”.
El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia explicó que alrededor de las 3:00 de la madrugada, un grupo de aproximadamente 20 hombres que iban a bordo de un camión, impactó la unidad contra el portón de acceso a las instalaciones de la empresa refresquera, acción que fue detectada por los elementos de la PF.
Añadió que al notar la presencia de los federales, los delincuentes abrieron fuego, registrándose un enfrentamiento en el que no hubo personas lesionadas, “y aunque uno de los agresores fue detenido, el resto logró huir”. El documento, no precisa cuántos agresores iban.
Los delincuentes abandonaron en el lugar una camioneta pick UP color rojo, una arma corta tirada dentro de las Instalaciones, casquillos calibre 7.62 milímetros y varios envases de plástico llenos con gasolina, mejor conocidos como “bombas molotov”, con los cuales, se afirma, pretendían incendiar las instalaciones de la refresquera. (Agencia Periodística de Investigación)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: