octubre 21, 2020

Jóvenes acusados del asesinato de dos maestras, fueron torturados para declarar: familiares

*** Marchan en Chilpancingo para exigir su liberación   

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 15 de Agosto del 2018.- Familiares de tres jóvenes detenidos por la Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE), y acusados del homicidio de dos mujeres que aparecieron semi calcinadas, se manifestaron este miércoles en Chilpancingo para exigir a las autoridades el esclarecimiento del caso, en el que aseguran, “nada tienen que ver los implicados”.

Los tres jóvenes son: Yosael Martínez Moreno, de 19 años; Jonathan Idelfonso Barrera, de 18 y Oscar Iván Martínez Grande, de 23 años.

Diana Laura Gómez Moreno, hermana de uno de los detenidos, detalló durante la movilización que llegó al Palacio de Gobierno, que desde el inicio hubo irregularidades en el proceso; se les negó recibir visitas, no se notificó a familiares de su detención, fueron torturados y obligados a declarar.

Los tres fueron detenidos en la colonia PRT de Chilpancingo, el 05 de agosto, mientras que la Fiscalía dio a conocer cuatro días después el hecho, y señalan que pudieron haber sido detenidos por un grupo armado y entregados como “chivos expiatorios”, para buscar cerrar el caso de las dos mujeres asesinadas.

“Mi hermano vestía tenis tipo vans color negro, y cuando nos los entregan están en sandalias y playeras que no traía el día que se lo llevaron”, detalló una de las familiares.

Los implicados no han podido hablar con sus familiares, pues señalan que están amenazados de muerte, y la familia no había querido pronunciarse por temor a represalias, tanto por parte de las autoridades estatales como por miembros de la delincuencia organizada.

Hasta el día que fueron detenidos, estaban trabajando en una obra de construcción de un drenaje cerca de la colonia; entraban a las 08:00 de la mañana y salían a las 06:30 de la tarde. “Ese día mi hermano se bañó y subió a la explanada para reunirse con los otros dos, le marqué a las 08:40 y ya no me respondió”, relató.

Las fechas y horarios que maneja la FGE, explicó, tampoco coinciden, pues la hora en que las señoras fueron levantadas, ellos se encontraban trabajando, al igual que el día en que fueron localizadas asesinadas en una terracería, cerca del Libramiento hacia la Ciudad de Tixtla.

Tanto sus familias y los acusados son personas de bajos recursos, vivían al día, lo cual no concuerda con el estilo de vida que lleva alguien que se dedique al secuestro u otros actos delictivos; dijo la hermana. “Somos gente humilde, no tenemos nada de lujos”, remató.

Tras la marcha que efectuaron del Parque “Unidos por Guerrero” a la sede del Poder Ejecutivo, pidieron una audiencia con el gobernador para plantearle el caso y se esclarezca cuanto antes, y que no se vaya a juzgar por un crimen que no cometieron a personas inocentes. (Agencia Periodística de Investigación)   

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: