octubre 21, 2020

Evade Fiscal preguntas de diputados de Morena, durante su comparecencia

*** Critica al periódico Reforma y afirma que no rectificó la acusación que hizo “sin fundamentos”

*** Había temas de mayor interés que una casa; reprochan PRI y PRD a los diputados obradoristas

Vanessa Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 18 de Septiembre del 2018.- Durante su comparecencia ante el pleno del Congreso del Estado, el Fiscal General Jorge Zuriel de los Santos Barrila evadió responder a los diputados de Morena si tuvo alguna fiesta, reunión o encuentro en la supuesta residencia de Acapulco, que de acuerdo a un medio nacional, es de su propiedad y la adquirió recientemente.

El funcionario negó ser dueño de dicha propiedad como lo señaló el periódico Reforma, manifestando que desde el 2015 no ha solicitado ninguna compra-venta de alguna casa.

Los diputados Dimna Guadalupe Salgado Apátiga del PRD y Jorge Salgado Parra del PRI, criticaron que la bancada de Morena que tiene la primera minoría en la 62 legislatura, citara a comparecer al Fiscal por una nota periodística.

Señalaron que en la entidad existe un problema de inseguridad que es de mayor importancia para ser llamado a comparecer, y no por una supuesta casa que adquirió.

El pasado 5 de septiembre, el periódico de circulación nacional Reforma publicó que el Fiscal de Guerrero adquirió una residencia en el puerto de Acapulco por más de 10 millones de pesos, en el Club Residencial La Cima.

Durante su comparecencia, De los Santos rechazó ser dueño de dicha propiedad, e insistió ante diputados locales que su residencia permanente es en Chilpancingo, y en Acapulco vive en casa familiar.

Afirmó ante diputados locales que no ha adquirido ningún inmueble en los últimos tres años, e indicó que anexó documentación que solicitó ante la Notaría Pública numero cuatro y de la delegación de la dirección general del Registro Público de la Propiedad y el Comercio, para confirmar su dicho.

Pidió a los diputados valorar las documentales entregadas a los integrantes del Congreso, y manifestó que envió una carta aclaratoria al periódico Reforma para desmentir dicha información, y lamentó en Tribuna que “el medio fuera sorprendido, sin consultar la información pública de las diversas instituciones”.

Jorge Zuriel culminó su intervención en Tribuna diciendo: “Reforma no fue capaz de rectificar cuando difama o se equivoca, solamente le interesa representar los intereses de personas, y no de la verdad”.

Los diputados de Morena, Arturo Martinez Núñez y Mariana García Guillén, preguntaron en tres ocasiones al fiscal si había participado en algún festejo, reunión o algún tipo de encuentro en dicha residencia, sin embargo De los Santos Barrila evadió la pregunta enfocándose a responder otras cuestionamientos que se le habían planteando.

La diputada Mariana García insistió por tercera ocasión y pidió al Fiscal que respondiera si había acudido a dicho inmueble, pero este ya no respondió luego de que se había agotado el procedimiento de la comparecencia.

Aunque los diputados de Morena insistieron en que diera respuesta, Zuriel de los Santos ya no lo hizo, luego de que la diputada priista Alicia Zamora pidió que se respetara la metodología que se aprobó de la comparecencia, y que el Fiscal podía enviar una respuesta a la diputada de Morena de manera personal, por escrito.

Entre los cuestionamientos de los legisladores estuvo el de la diputada perredista, Dimna Guadalupe Salgado Apátiga, quien le preguntó al funcionario su relación con la empresa propietaria de Castillo Trinidad y Asociados; si presentaría alguna acción legal contra el medio informativo y, aprovechó para pedir información de la desaparición de su compañero de partido, el alcalde electo de Cochoapa el Grande, Daniel Esteban García.

Zuriel negó que la propiedad sea de él, y también rechazó tener una relación con Castillo Trinidad y Asociados.

Sobre la desaparición del perredista, dijo que dará resultados en su momento, y que por ahora mantiene un operativo “muy preciso” desde el primer momento de su desaparición.

Dimna Salgado dijo que su bancada estaba en desacuerdo que un medio de comunicación marque la agenda legislativa del Congreso del Estado, al señalar que se pierde tiempo valioso del Poder Legislativo, como del funcionario.

Además dijo esperar que la fracción parlamentaria de Morena, en lo subsecuente no continúe bajo la misma ruta, “buscando generar notas sin atender los verdaderos problemas, los problemas deben atacarse de fondo.

Enseguida el diputado del PRI, Jorge Salgado Parra señaló que se debe evolucionar en materia legislativa, “porque la nueva realidad no radica en exhibiciones musculares sustentadas en tener una mayoría para mandar a comparecer a un funcionario por una simple presunción”.

El diputado perredista, Bernardo Ortega Jiménez se sumó a la crítica de la comparecencia, señalando que éstas no se podían hacer de manera frívola y sin sustento.

Al respecto, la diputada de Morena Mariana García Guillén, hizo referencia a la casa blanca del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, por lo que para Morena era preocupante que el titular de la Fiscalía sea señalado con una residencia de más de 20 millones de pesos, y por ello la importancia de citarlo a comparecer, sobre todo por las consecuencias morales que eso implica.

Agregó: “es un ejerció de derecho para el pueblo, en el nivel que esperan de los diputados, no es frivolidad, lo sería si no se atiende de primera lo que se publica en Reforma”.

Adelantó que seguirá siendo citado a comparecer las veces que sean necesarias y que la próxima vez será por el tema de seguridad.

Por parte de la bancada de Morena, también subió el diputado Arturo Martínez Núñez, quien le dio la bienvenida al fiscal “a una nueva realidad democrática, al dialogo republicano y una nueva era de pesos y contra pesos, de equilibrios, en donde ningún poder esté por encima del otro”, y remató diciendo: “se acabó la fiesta”.

Señaló que era inadmisible que se tuviera sobre el Fiscal la más mínima duda de su honestidad e integridad, por lo que “no se podía hacer el gracioso, ni la víctima, sino quien dirimir”.

Ante los señalamiento en contra del fiscal, desde su curul, el diputado priista Omar Jalil Flores Majul pidió respeto para el fiscal, a lo que el diputado morenista le respondió que no fuera sensible.

Entre las preguntas de Morena al fiscal, destacaron: saber cuanto gana, sus gastos de viáticos, número de escoltas así como su domicilio particular y, si tenía algún conflicto con su antecesor, Javier Olea Peláez.

Al respecto, el fiscal dijo que tiene un salario bruto de 80 mil pesos, que cuenta con 6 escoltas, y que su domicilio es en Acapulco donde lleva 10 años en el mismo lugar familiar. De su dirección particular dijo que la omitía “por cuestiones de seguridad”.

Asimismo dijo que su salario es exclusivo de la Fiscalía, pues no recibe dinero de otro instancia.

Sobre su relación con su antecesor dijo no tener ningún conflictos, y agregó: “habrá que preguntar si él lo tiene”. (Agencia Periodística de Investigación)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: