octubre 28, 2020

Crimen organizado suspendió en Iguala el servicio de repartición de tortillas

*** Antes del crimen del presidente de la Unión de Molineros, Marco Antonio Bustamante, los Industriales de la Masa y la Tortilla fueron objeto de amenazas y varios ataques

Jonathan Cuevas/API

Iguala, Gro. 11 de Octubre del 2018.- La industria de la masa y la tortilla ha sido uno de los sectores más golpeados por el crimen organizado en la ciudad de Iguala, pues además del asesinato del presidente de la Unión de Molineros, Marco Antonio Bustamante Najera, desde hace varios meses fueron obligados a suspender el servicio en motocicletas.

Aunque los empresarios de este rubro y las autoridades no informaron en su momento sobre esta situación, los ciudadanos notaron desde hace casi medio año que los repartidores que solían andar en motocicleta ofreciendo el producto, ya no salen.

Los dueños de tortillerías se limitaron a la forma tradicional de vender tortillas, que es en su establecimiento fijo.

Algunos trabajadores de este rubro fueron consultados sobre esa situación, y accedieron a hablar pero bajo el beneficio del anonimato, reconociendo que los repartidores dejaron de circular por amenazas de grupos criminales.

Varios de los repartidores, dijeron, fueron señalados de operar como “halcones” del narcotráfico, e incluso algunos fueron asesinados o recibieron amenazas directas.

Los periódicos locales han documentado varios de estos casos, por ejemplo, el ocurrido el 10 de marzo de este año, cuando un empleado fue asesinado en la colonia Fernando Amilpa. Tres días antes fue ejecutado otro en la colonia Ruffo Figueroa.

En Diciembre de 2017, un joven de apenas 20 años de edad que también se dedicaba a vender tortillas, fue ejecutado con rifles AR-15 en la comunidad de Jardín Pueblo Viejo, ubicada a escasos 5 minutos de la ciudad de Iguala.

Por los antecedentes y amenazas directas que recibieron varios empresarios del rubro, de forma general acordaron suspender el servicio en las calles, sin embargo, esta situación se ha llevado de forma discreta, y, el Gobierno de Heron Delgado Castañeda jamás habló al respecto, además de que no se realizaron acciones de seguridad en apoyo a la industria de la masa y la tortilla.

Apenas el sábado pasado, 06 de Octubre, fue ultimado a tiros con armas de alto poder, el presidente de la Unión de Molineros, Marco Antonio Bustamante Najera, quien además era Comisariado Ejidal de Iguala y pieza fundamental para el triunfo de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en las elecciones para el Ayuntamiento. (Agencia Periodística de Investigación)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: