octubre 22, 2020

Con rabia, indignación y dolor, exigen justicia para Ranferi Hernández y su familia

*** Responsabilizan al Gobierno de Enrique Peña Nieto y reclaman al Ejército por no cumplir su encomienda de proteger a la ciudadanía

*** “¿Qué chingados quieren?”, reprocha la hija del luchador social a las autoridades estatales y federales

API

Chilapa de Álvarez, Gro. 14 de Octubre de 2018.- La mañana este domingo en el municipio de Chilapa, más de mil personas realizaron una marcha en Chilapa, para recordar al luchador social Ranferi Hernández Acevedo, su esposa Lucía Hernández Dircio; su suegra Juana Dircio Barrios, y el chofer y ahijado, Antonio Pineda Patricio, quienes fueron privados de su libertad y calcinados hace un año.

La concentración se llevó a cabo en la glorieta Eucaria Apreza para partir en marcha hasta la comunidad de Nejapa, lugar donde fueron encontrados calcinados dentro de su camioneta.

El Senador de la República por Morena, Félix Salgado Macedonio; Martha Obeso Cázares, viuda de quien fuera presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso de Guerrero, Armando Chavarría Barrera, fueron algunos de los políticos que participaron en esta movilización.

Participaron además organizaciones sociales, familiares de las víctimas y estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa. A su pasó en el retén militar que se encuentra en el punto conocido como Los Ajos, lanzaron consignas en contra del Ejército Mexicano y les reclamaron por no cumplir su encomienda de proteger a la población.

La marcha llegó a la población de Nejapa, al lado de un guamúchil, donde el año pasado fue encontrado el vehículo de Rnferi, y en su interior su cuerpo calcinado junto con el de parte de su familia.

Ahí colocaron una corona de flores y una ofrenda realizada con por productos del campo como maíz y calabaza. Enseguida realizaron un pequeño mitin donde recordaron al luchador social y sus acompañantes.

La hija de Ranferi Hernández, Diana, aseguró que el Gobierno Federal que preside Enrique Peña Nieto, fue el que asesinó a su padre hace un año “porque siempre estuvo en contra de sus reformas estructurales”.

Del Centro de Derechos Humanos “Minerva Bello”, el padre José Filiberto, ofició una misa en memoria de los caídos, y retomando una cita bíblica del Profeta Isaías, dio palabras de aliento a la familia, así como al resto de las víctimas de la violencia y el estado que se dieron cita.

Diana Hernández expresó su rabia, indignación y dolor: “nos cuesta trabajo estar de pie, pero saber que no estamos solos nos da valor, esto que nos hicieron no tiene nombre, no es fácil superar cuando te quitan a los pilares que te sostienen”.

-¿Qué Chingados quieren?, dijo a los asesinos de sus padres y su abuela, ¿Poder? ¿Dinero?, si ya lo tienen.

A las autoridades estatales, a las corporaciones policíacas reclamó su omisión y complicidad con los grupos de la delincuencia organizada, pues la noche del crimen, había un retén militar a menos de un kilómetro, pero permanecieron inmóviles ante los hechos.

Llamó a la sociedad a no esperar que les toque una situación similar para elevar un grito de justicia, para salir a la calle a solidarizarse con las víctimas de secuestros, asesinatos y desapariciones “a ustedes les quitaron un amigo, a mí me quitaron toda mi familia”.

La Organización Indígena “Vicente Guerrero”, envió un mensaje de solidaridad a la familia, recriminaron a la Fiscalía General del Estado mantener el caso en la impunidad a un año del crimen de Ranferi y otros activistas, a pesar de que han dicho que tienen ubicados a los responsables, ninguno ha sido detenido.

La ONG ve positiva la conformación de una Comisión por la Verdad y la Justicia a la que se ha comprometido el nuevo gobierno de la República, pero adelantaron que no será un cheque en blanco y tampoco permitirán que se minimice ninguno de los hechos violentos que han ocurrido en la entidad, desde la Masacre de Aguas Blancas, hasta la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

“A los asesinos les decimos, quemaron los cuerpos de los compañeros, pero nunca borrarán su memoria”, coincidieron las organizaciones.

El 14 de octubre del año pasado por la tarde cuando se dirigía al municipio de Ahuacuotzingo, fue desaparecido el también ex dirigente y fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Ranferi.

Fue hasta las 8:00 de la noche cuando sus familiares reportaron el hecho a las autoridades, al ver que Hernández no llegó a su destino.

Casi a las 11:00 de la noche en el mismo punto que fue asesinado el Secretario de Seguridad Pública de Chilapa, Abdón Castrejón Leguideño, en la carretera Nejapa-Chilapa, fueron hallados los cuerpos de Ranferi, su esposa, suegra y chofer. (Agencia Periodística de Investigación)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: