octubre 19, 2020

Hay en Guerrero más de 3 mil personas desaparecidas: Misión Civil de Observación

Bernardo Torres/API
Chilpancingo, Gro. 11 de Abril del 2018.- Los registros de víctimas de desaparición forzada en Guerrero, ya rebasan las tres mil personas, alertaron miembros de la Misión Civil de Observación, esto de acuerdo con cifras del Registro Nacional de Datos de Desaparecidos y del Centro de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón”.
Dichos registro que empezó a recabar información a partir de 2012, cuando este fenómeno se hizo visible en México, tras la guerra contra el narco que declaró el entonces presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa, sitúa a Guerrero además como uno de los estados con mayor número de casos.
Sandra Alarcón, miembro del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, expuso que a pesar de que existen estos registros, las cifras no son totales, pues muchos casos no son denunciados ni ante la PGR, ni ante organismos no gubernamentales.
Reveló que el Registro Nacional, tiene contabilizadas más de dos mil personas desaparecidas, tanto del fuero federal, como del fuero común, mientras que el Centro Morelos tiene un registro de mil 500 personas desaparecidas, tan sólo en las ciudades de Chilapa, Iguala, Chilpancingo y Acapulco.
A esto se suma, que la Ley General de Personas Desaparecidas y las Fiscalías Especializadas que han sido creadas en varios estados de la república, Guerrero entre ellos, no están funcionando, son inoperantes, ya sea por la inexperiencia o porque no se ha tomado en cuenta a las víctimas.
El punto de quiebre, tanto en desapariciones y desplazamiento forzado, es el municipio de Chilapa, expuso Fernando Ríos, director de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”, que fue la ciudad con la tasa de homicidios más alta en el país durante el 2017.
En un listado de las 20 ciudades más violentas en México durante el 2017, apareció Acapulco, con 834 homicidios; con una tasa de 102 homicidios por cada 100 mil habitantes. Fue seguido por Chilpancingo, con 260 homicidios; es decir 95 por cada 100 mil habitantes y finalmente Chilapa, la cual con 177 homicidios, alcanzó una tasa de 136 homicidios, por cada 100 mil habitantes.
Para los defensores de derechos humanos, la tasa es alarmante, pues significa que en Chilapa hay un muerto en cada esquina, y todas las familias ya han sufrido la pérdida de un familiar; e hizo la comparación con el periodo más violento en Colombia, donde ocurrieron 60 homicidios por cada 100 mil habitantes.
Fernando Ríos, reconoció la labor del obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, quien ha puesto en práctica distintas estrategias para disminuir la violencia, lo que le ha costado, dijo, ser descalificado, censurado y hasta intimidado por el gobierno estatal y federal.
Así mismo durante los dos primeros meses de 2018, la violencia ha dejado ya decenas de víctimas, expuso Manuel Olivares; entre febrero y enero 74 personas han sido víctimas, 43 asesinatos, nueve heridos y tres desaparecidos, con 12 mujeres en estas estadísticas. (Agencia Periodística de Investigación)

Aquí puedes dejar tu comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: