Presupuesto del PRI-Guerrero se redujo en un 30%, tras descalabro electoral

*** Realiza la dirigencia ajustes en sus finanzas para evitar despido masivo y crisis financiera

Vanessa Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 28 de Octubre del 2018.- Derivado de los resultados de las elecciones del pasado 01 de julio, el Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI se verá en la necesidad de reducir su presupuesto en un 30 por ciento, lo que provocará un ajuste en diferentes áreas para evitar el despido de trabajadores y caer en una crisis financiera.

Además del PRI, el PRD confirmó en días pasados el despido de al menos 22 trabajadores de confianza a consecuencia de una crisis que les provocó el alto número de votos que obtuvo Movimiento Regeneración Nacional.

Morena pasó de ser uno de los últimos partidos, a ganar la Presidencia de la Republica y, en Guerrero ser la primera fuerza del Poder Legislativo, donde el PRI se quedó como tercera fuerza además de perder varios municipios, por lo que su presupuesto tuvo de disminuir de acuerdo a la Ley electoral.

El presidente del PRI en Guerrero, Heriberto Huicochea Vázquez informó que el presupuesto que ejercen los partidos está relacionado con la votación que reciben en los procesos electorales, por lo que en el caso del PRI, el impacto más fuerte se dio en el ámbito federal donde se fue hasta la tercera fuerza. En Guerrero se considera que la reducción presupuestal será aproximadamente de un 30 por ciento.

Indicó que de los aproximadamente 31 millones de pesos que ejerce este año por concepto de prerrogativas, la aportación del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y las aportaciones de cuotas de sus militantes que ocupan cargos públicos, prevén que para el próximo año disminuya en un 30 por ciento.

Informó que esos 31 millones de pesos se integran: el 93 por ciento de financiamiento autorizado por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), mientras que el 7 por ciento es de la aportación que viene del CEN.

Destacó que prevén que la reducción de este recurso será de aproximadamente 3 millones de pesos y que su nómina anda por los 20 millones de pesos al año, “entonces yo creo que vamos a brincarnos la nómina pero sí vamos a tener que apretarnos el cinturón en otras cosas”.

Entre las estrategias que tiene el PRI para atender el problema, se encuentra el gasto corriente que será unas de los principales presupuestos en los que tendrán reducciones, además de que el finamiento sufrirá modificaciones, lo cual obligará a los militantes a entregar sus cuotas para tener recursos propios.

En entrevista el también diputado local dijo que entre la austeridad en la que entrará el PRI estará la reducción de viáticos, cuidado del consumo de energía eléctrica, teléfono y otros servicios de oficina.

Además de que las salidas a una sola zona serán de manera conjunta, para ahorrar gastos.

Asimismo dijo que serán más rigurosos con los militantes para que aporten sus cuotas al partido, luego de que solo tres de diez hacen lo correspondiente.

“Vamos a volver a retomar la parte de las cuotas porque hay que decirlo, no todos están aportando, pero vamos apretar a nuestros militantes de partido”, dijo Huicochea. (Agencia Periodística de Investigación)  

Economía y Finanzas Gobierno Política