Familiares denuncian que detenidos por crimen del empresario Zambrano, “son chivos expiatorios”

*** Contradicen versión de la Fiscalía del Estado: fueron detenidos en Acapulco, no en Zihuatanejo; le pidieron a la familia dinero para liberarlos y, en el penal, han sido torturados

Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 11 de Noviembre del 2018.- Juan Alejandro Tapia Reyes y Rodrigo Tapia Uribe, -dos de los tres detenidos por su presunta participación en el asesinato del empresario de Acapulco, César Zambrano Pérez-, fueron utilizados como “chivos expiatorios”; denunciaron familiares, además de advertir que los dos han sido torturados el tiempo que han estado en el penal de Las Cruces.

Este domingo, familiares de los detenidos ofrecieron una conferencia en las instalaciones de la delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), en Chilpancingo, para desmentir las declaraciones del titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Zuriel de los Santos Barrilla, y el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, respecto al caso de “César Zambrano”.

La ex esposa de Juan Alejandro que omitió su nombre por temor a represalias, relató que a las 6:30 de la mañana del domingo 4 de noviembre, su ex conyugue se aproximaba a su casa ubicada cerca de la playa Papagayo, en su vehículo, cuando dos camionetas con hombres armados se acercaron a él y se lo llevaron con todo y automóvil.

Al siguiente día, -lunes-, su hijo Rodrigo Tapia Uribe acudió a una Agencia del Ministerio Público para presentar una denuncia por la desaparición de su papá. Sin embargo, en el transcurso de su camino también fue privado de su libertad por sujetos desconocidos.

Según el familiar, existen en su poder grabaciones de cámaras de video vigilancia que sustentan lo que está diciendo. “Tengo pruebas de cómo sucedieron los hechos y no están involucrados en este homicidio del famoso empresario, y no los detuvieron en Zihuatanejo (tal como lo informó la FGE), sino en Acapulco, donde primero fueron secuestrados; no es justo que hagan eso”; declaró.

La señora contó que el lunes por la noche los presuntos captores comenzaron a enviarle mensajes y llamarle por teléfono para decirle que tenían a Juan Alejandro y Rodrigo porque el primero les debía la cantidad de 130 mil pesos, pero que para liberar a los dos le pedían 150 mil pesos.

El martes, abundó, reunió sólo la cantidad de 98 mil pesos, mismos que llevó consigo a un hotel de Acapulco, pues eran las órdenes que le habían dado los delincuentes. “Alquilé un cuarto, me dijeron que dejara el dinero y me fuera; después me dieron un plazo de unas horas para depositar el resto del dinero que faltaba y me dieron un número de cuenta de Coppel e hice el depósito. Me dijeron que en un hora me iban a decir dónde estaban mis familiares, pero después no supe de ellos”.

Dijo que tras no tener conocimiento de su hijo y ex esposo decidió acudir a las oficinas de la Fiscalía Regional de Acapulco para presentar una denuncia por el secuestro de ambos, pero que al estar ahí se enteró que habían sido arrestados.  “En las redes sociales observé una nota que habían detenido a unos secuestradores, roba coches, portaban armas y que eran los presuntos asesinos del dueño de las papelerías El Partenón, César Zambrano Pérez, yo vi que eran mis familiares y me trasladé a Zihuatanejo”.

No obstante, dijo, al llegar a  Zihuatanejo los oficiales no le dieron información de ellos.  “Después me senté en una baqueta afuera de las oficinas de la Fiscalía, veo cuando los sacan de las oficinas y los trasladaron al penal de Acapulco, mi hijo me da un papel, ese papel era la orden de libertad que tenían en Zihuatanejo”.

Posteriormente, detalló, se trasladó al penal de Las Cruces en Acapulco para buscarlos y finalmente los encontró en las oficinas de Juicios Orales en donde obtuvieron su primera audiencia con el juez.

Indicó que en los seis días que sus familiares han estado en la cárcel han sido torturados. “Mi hijo Rodrigo Tapia y mi ex esposo han sido torturado: sus rodillas las quemaron con tubos y los golpearon; ellos mismos me dicen que no confían en los abogados de oficio que les asignaron porque dicen mentiras durante su proceso”.

Agregó: “Yo tengo pruebas que Juan Alejandro se lo llevaron a fuera de la casa, tengo los videos pero  tengo mucho miedo por la seguridad de ellos y por la mía; no sé qué pasará”.

Señaló que el sábado pasado acudió a la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Codehum) para solicitar ayuda, recibir asesoría jurídica y presentar una denuncia por la violación a los derechos humanos de sus familiares, pero encontró las puertas cerradas y no pudo ser atendida.

“Es injusto lo que están haciendo, los agarraron de chivos expiatorios, esto es un asunto político, ellos trabajan, mi hijo vende en un tianguis, su papá tiene un negocio de láminas tipo teja, son mecánicos”, indicó.

Por último exigió al gobernador Héctor Astudillo Flores y a De los Santos Barrila la liberación inmediata de sus familiares porque no cometieron ningún delito.

En conferencia de prensa el miércoles pasado en Acapulco, el fiscal y el vocero informaron que tres hombres identificados como Alejandro, Rodrigo y Fernando fueron detenidos en Zihuatanejo como presuntos responsables del asesinato del dueño de las papelerías El Partenón, César Zambrano Pérez, cuando pretendían vender en 15 mil pesos la camioneta Explorer 2018 que supuestamente habían robado al empresario.

Como se recordará, el 26 de octubre pasado, el empresario acapulqueño César Zambrano fue asesinado a balazos cerca de su casa en la colonia El Mirador, ubicada en la parte alta de la ciudad, colindante con la colonia Morelos. El móvil del crimen fue el robo de la camioneta, informó la FGE. (Agencia Periodística de Investigación)

Abusos de Autoridad Acapulco Costa Grande Derechos Humanos Gobierno Zona Centro