Ofrecerá Centro Minerva Bello refugio a migrantes centroamericanos en Guerrero

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 06 de Noviembre del 2018.- El Centro de Derechos Humanos “Minerva Bello”, intervino ante la Delegación del Instituto Nacional de Migración (INM) en Guerrero, fungir como refugio para migrantes de países de Centroamérica que viajan en la caravana hacia Estados Unidos, a fin de que no sean recluidos en los centros de detención.

El director de esta organización, José Filiberto Velázquez Florencio, que se ha erigido en defensa de los derechos humanos, y que ha acogido a colectivos de familiares de personas desaparecidas, se reunió en Acapulco con el delegado del INM, para interceder por los migrantes que están llegando a esta entidad.

Su intervención de debió directamente por el joven Jefferson, proveniente de Honduras que llegó a Guerrero hace dos semanas, buscando regularizar su situación legal en el país, y quien tiene la intención de quedarse en esta entidad para continuar sus estudios en Derecho.

El Hermano José Filiberto, expuso vía telefónica, que encontró buena disposición del INM para trabajar en favor de los migrantes que están pidiendo asilo, y aceptaron que el Centro “Minerva Bello”, pueda fungir como albergue, en lugar de llevarlos a los centros de detención.

Y es que estos centros, dijo, son prácticamente cárceles, donde los detenidos permanecen no días, sino hasta meses en lo que se esclarece su situación legal, lo que termina siendo violatorio de sus derechos humanos, y que termina por quitarles a los migrantes la intención de quedarse en el país.

Por este motivo, ofreció las instalaciones de su organización, donde dijo tienen una capacidad para 15 personas, para que no se siga con esta cacería, pues también le informaron que en días pasados varios migrantes han sido detenidos en Guerrero y repatriados a sus países de origen.

En cuanto al caso de Jefferson, que está bajo la protección del Centro Minerva Bello, dijo que ya ha empezado su trámite legal y dentro de poco podrá empezar una vida normal en Guerrero, para trabajar o estudiar. (Agencia Periodística de Investigación)

Derechos Humanos Gobierno Migración Zona Centro