Protestan religiosos contra apertura de clínica pro-aborto en Chilpancingo

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 30 de Julio del 2018.- Por segunda ocasión grupos de religiosos agrupados al Frente Nacional por la Familia, marcharon y protestaron en Chilpancingo, contra la apertura de una clínica pro-aborto, con capital extranjero denominada “Marie Stopes”, que está por iniciar operaciones.

Un grupo de más de 500 personas, se plantaron nuevamente frente a la sede de la institución médica, que promueve la interrupción legal del embarazo, donde aseguraron que la actividad de dicha clínica es promover el aborto con pastillas, cobrando una tarifa de al menos cinco mil pesos.

Alrededor de las 11:00 de la mañana este grupo de personas se concentraron en la Glorieta “Unidos por Guerrero”, de donde una hora después marcharon sobre la avenida Juan N. Álvarez, unos 300 metros hacia el centro de la ciudad, donde se encuentra ubicado dicho establecimiento.

El viernes pasado realizaron una acción similar, un grupo de alrededor de 40 personas, quienes rezaron frente a la clínica y exigieron a las autoridades estatales que no se permitiera su apertura, aunque ya para ese momento se observaban sellos de clausura temporal.

Gerardo Sánchez García, quien se presentó como representante de la Red Guerrero por la Vida, dio a conocer que en sólo en la Ciudad de México están en operación cinco clínicas de este tipo, que en un lapso de 10 años han practicado alrededor de 130 mil abortos, logrando ingresos por un monto de más de 600 millones de pesos.

Con esto, expuso, se pone en evidencia que no es realmente un interés por la salud de las mujeres “hay evidencia científica que permite afirmar que la vida humana inicia en el momento de la fecundación, el aborto es y será siempre el asesinato de una persona inocente e indefensa”, puntualizó.

Abundó además, que el aborto no está considerado como un derecho humano, como si lo está considerado el derecho a la vida, fundamental para todos  los seres humanos, leyenda que también pudo observarse en diferentes pancartas que portaban hombres, mujeres, incluso niños.

El Código Penal del Estado de Guerrero, refirió, en el libro segundo, establece los delitos contra la vida y la integridad corporal, y que la apertura de un establecimiento como este puede violentar estos derechos.

La movilización se disolvió sin incidentes luego de unos minutos de mitin frente a la clínica, la cual ha retirado los letreros donde exponía su oferta. (Agencia Periodística de Investigación)

Movimientos Sociales Religión Zona Centro