Seis familias reciben restos de sus familiares desaparecidos desde hace cuatro años

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.- Seis familias que desde 2014 buscaban a sus familiares desaparecidos, este viernes 15 de junio, pusieron fin a su viacrucis, luego de que el Equipo de Antropólogos Argentinos Forenses, lograran su identificación entre más de 700 cuerpos que hay en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Guerrero.

Acompañados por el director del Centro Regional de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón”, las seis familias provenientes de los municipios de Chilapa, Zitlala y Atlixtac, finalmente podrán dar sepultura a sus familiares, a quienes recogieron en Chilpancingo.

La FGE obtuvo las muestras de sangre de las familias hasta cuando el EAAF comenzó en marzo de 2017 la primera etapa de los trabajos de identificación con la toma de muestras de sangre a las familias que solicitaron el peritaje independiente a través del Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos “José Ma. Morelos y Pavón”

Cinco de los restos analizados se ubicaron dentro de las seis fosas encontradas en el paraje denominado el “Huizache” en el municipio de Chilapa el 5 de enero del 2015, que contenían diez cuerpos completos y once cabezas, mismos que no fueron confrontados con perfiles genéticos de las familias que realizaron sus denuncias ante la Procuraduría General de la Republica (PGR).

Es decir, mientras la Fiscalía General del Estado (FGE) tomó las muestras genéticas de los cuerpos completos, la PGR obtuvo las de las cabezas y el de los familiares sin que entre las dos instancias realizaran una confronta de información para descartar algún parentesco.

Con el auxilio de una funeraria que la CEAV dispuso para su traslado, finalmente los desaparecidos serán sepultados, tal es el caso de Diego Lorenzo, un joven que desapareció en diciembre de 2014 junto con su primo en la ciudad de Chilapa, y que hoy su padre acudió a reclamar su cuerpo.

El joven diego, acudió a Chilapa a comprar unas medicinas para un familiar que estaba en enfermo, en su pueblo natal El Terrero 1, ubicado a más de dos horas de la cabecera, hasta donde abordo de una carroza su cuerpo junto al de su primo fueron llevados, y así poner fin a este trágico capítulo. (Agencia Periodística de Investigación) 

signature open Enviado desde mi iPhone

Colectivos de búsqueda de desaparecidos Movimientos Sociales