Leonardo Bravo y Eduardo Neri abiertos al diálogo con Heliodoro Castillo, para la estabilidad de la Sierra 

*** En riesgo cerca de 80 casillas para votaciones del 01 de Julio por la inseguridad 

*** Hacen un llamado al gobernador y al obispo para que sean intermediarios del diálogo 

José Molina/API

Chilpancingo, Gro.- Comisarios de diversos pueblos de los municipios de Leonardo Bravo y Eduardo Neri, hicieron un llamado al gobernador Héctor Astudillo Flores y al obispo Salvador Rangel para que sean intermediarios al diálogo con pobladores y la Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo, para la tranquilidad y estabilidad de la Sierra de Guerrero.

En conferencia de prensa los comisarios de 18 comunidades e integrantes de la recién creada Policía Ciudadana, dijeron que están abiertos a la invitación realizada por la Policía Comunitaria de Tlacotepec hace unos días, para tener un diálogo y trabajar en coordinación con su Policía Ciudadana para brindar seguridad en los tres municipios.

“El municipio de Eduardo Neri y Leonardo Bravo estamos abiertos a cualquier diálogo, a cualquier reunión que nos inviten o poner el día y la hora para reunirnos por el bienestar y beneficio de la ciudadanía y además le hacemos conocer a la gente de Tlacotepec que nunca a estado cerrado el paso por este corredor”, dijo Cresencio Pacheco González, coordinador de la Policía Ciudadana.

Mencionó que por la situación que se vivió en días pasados en el municipio la gente tiene temor y no ha querido viajar; esto debido a que hace dos semanas se registraron diversos enfrentamientos a balazos entre dos grupos antagónicos en los poblados de Corralitos y Filo de Caballos.

Tras la irrupción de un grupo armado a Corralitos, municipio de Leonardo Bravo y después de un enfrentamiento que dejó el saldo de tres muertos, varios heridos, vehículos y casas baleadas, así como quemadas, más de 70 familias abandonaron el poblado por temor a otros ataques.

Una semana después y al crear la Policía Ciudadana, a dichos poblados llegó un grupo integrado por la Policía Estatal, Ministerial y el Ejército Mexicano a brindar seguridad en esa zona, pero el operativo sólo duró dos días y hasta la fecha no hay presencia de las autoridades.

Por su parte, los 18 comisarios hicieron un llamado al gobernador, Héctor Astudillo Flores para que nuevamente las corporaciones policíacas se retornen a los pueblos de la Sierra para brindar seguridad y regrese la tranquilidad.

Sobre el tema de las elecciones, dijeron que hay riesgo de que en más de 20 comunidades del corredor Xochipala-Filo de Caballos no se realicen las votaciones por la ola de violencia que se ha generado y ante la falta de seguridad de las autoridades.

Entre los poblados que estarían en riesgo son Xochipala, Mirabal, La Laguna, Tres Cruces, Los Morros, Campo de Aviación, Filo de Caballos, Corralitos, Carrizal de Bravo, Puentecillas, Polixtepec, Yextla, Izotepec y entre otras. (Agencia Periodística de Investigación) 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enviado desde mi iPhone

Sierra