Se agotan esperanzas en la Sierra de Coyuca; helicóptero sobrevuela y vuelve a abandonarlos

Se agotan esperanzas en la Sierra de Coyuca; helicóptero sobrevuela y vuelve a abandonarlos

Luego de tres días de ataques armados en contra de la comunidad de El Pescado, en la sierra de Coyuca de Catalán, Guerrero, e inumerables súplicas de ayuda un helicóptero presuntamente de la Secretaría de Seguridad Pública sobrevoló la zona, pero no descendió y volvió a abandonarlos.

Desde el pasado lunes en la tarde, las comunidades de El Pescado y Los Órganos del Ejido de Guajes de Ayala denunciaron que estaban rodeados nuevamente por un grupo armado y estaban resistiendo con las pocas armas con las que cuentan. 

Los siguientes días a través de redes, un grupo de mujeres ha narrado el terror en el que han vivido mujeres, niños y ancianos de la localidad, que están refugiados en el Centro de Salud.

Desde hace tres días casí no han comido porque no tienen víveres, no pueden salir a comprar y tampoco pueden ir a sus casas a preparar alimentos, también empiezan a padecer emfermedades.

Este miércoles una mujer realizó al menos cuatro transmisiones a través de la plataforma Facebook donde se escuchaban las balaceras en los cerros de alrededor, y donde suplicaban la presencia de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal. 

En todo el día no hubo respuesta, y fue hasta pasadas las 15:00 horas que se escuchó en otro video el sobrevuelo de un helicóptero, que les dio esperanzas de que la ayuda por fin después de tres días había llegado. 

Desafortunadamente no fue así,  el helicóptero sobrevoló alrededor de dos minutos y se retiró, sin descender, ni siquiera llevar ayuda alimenticia, y mucho menos a restablecer la seguridad.

Los caminos fueron cortados con maquinaria para impedir la llegada por tierra a cualquier corporación, por lo que la única vía es aérea, y hoy dicen los pobladores es un día decisivo al agotarse prácticamente todos sus recursos. 

Texto de Bernardo Torres | API Guerrero  

Derechos Humanos Portada Sierra Tierra Caliente