Un vicio de maestros para abandonar comunidades, el argumento de inseguridad: Sotomayor

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 17 de Octubre del 2018.- El fenómeno de la inseguridad que se vive en varias regiones del Estado de Guerrero, está siendo utilizado como argumento por muchos maestros, para pedir cambios de adscripción y acercarse a sus lugares de origen o a las zonas urbanas, acusó el secretario técnico de la Secretaría de Educación Guerrero, Jorge Sotomayor.

La realidad, dijo, es que esto se está convirtiendo en un vicio, y que se puede ver reflejado en que docentes de comunidades de regiones donde los índices de criminalidad son más bajos que en la Sierra y Tierra Caliente, están pidiendo cambios, e incluso presentan sus denuncias ante el Ministerio Público.

Desafortunadamente, expuso, resolver este problema no está en manos de la secretaria, quien a final de cuentas tiene que enfrentar la situación enviando nuevos maestros a las zonas abandonadas, y mantener en oficinas administrativas sin laborar a decenas de trabajadores en espera de ser reubicados.

Lo anterior, luego de que en la capital se estén presentando una serie de protestas por parte de docentes y padres de familia, que piden recursos humanos para sus localidades, y que se manifiestan con bloqueos a vialidades y cierre de oficinas, lo que genera la percepción de un problema generalizado, cuando no es así.

Detalló casos, de maestros que han argumentado amenazas o problemas por inseguridad, pero no en las comunidades donde están sus centros de trabajo, y este argumento es el que traen a la secretaría, como pretexto para irse a zonas urbanas “con todo respeto son mañosos los maestros, argumentan inseguridad o piden incapacidades médicas”.

Al final, lo único que puede hacer la secretaria ante este fenómeno, es esperar a que las instancias investigadoras determinen la veracidad de las denuncias, pero que representa un problema a la hora de asignar nuevos maestros.

Expuso que en Guerrero hay más de 2 mil 200 escuelas, y las que protestan son unas 20, lo que no representa ni el uno por ciento de este universo, y protestan porque cuando se envían nuevos maestros, los que recién se jubilan tienen todavía dos meses que siguen cobrando y no se puede dar de alta a los de nuevo ingreso.

Por otra parte el secretario Técnico, celebró que las clases en la Región Serrana estén restablecidas casi al 100 por ciento, con 700 maestros laborando en las 120 localidades de Tlacotepec y 114 en Leonardo Bravo, y sólo estarán a la espera de que la población regrese a las localidades donde fueron desplazados para reiniciar las clases. (Agencia Periodística de Investigación)

Educación Magisterio Política Sierra