Narcoviolencia saturó el panteón de Chilapa

API

Chilapa de Álvarez, Gro. 31 de Octubre del 2018.- Desde el año 2014 hasta la fecha, los constantes hechos de violencia han provocado que el panteón municipal de Chilapa se sature.

Cuando se disparó la violencia, el panteón se comenzó a llenar y año con año se fueron ocupando los lugares que había disponible para entierros.

En el 2015 los trabajadores del panteón comentaban que al ritmo que se estaban dando los asesinatos, para el 2025, el lugar se llenaría en su totalidad.

Incluso comentaban que a la semana, entre muertes naturales y asesinatos, se enterraban entre 5 a 6 personas, es decir, una por día.

En ese entonces, los muertos por hechos de violencia eran originarios en su mayoría de comunidades indígenas, de otros municipios o incluso de otros estados de la República, por lo tanto no eran enterrados en ese panteón, porque sus familiares se los llevaban a sus lugares de origen.

Sin embargo, para este 2018 el panteón tiene pocos espacios disponible debido al alto número de entierros que se han realizado desde hace cuatro años.

La señora Juana, vecina de la colonia Los Ángeles, tiene un hijo que estaba desaparecido. En abril del año pasado fue encontrado descuartizado en una fosa clandestina donde estaban 34 cuerpos más, en un cerro del municipio de Zitlala.

De oficio tortillera, doña Juana narra que tuvo que sepultar en el panteón municipal solo una parte de su hijo Manuel, de quien faltó un brazo y una pierna.

“Por lo menos me queda el consuelo de que aunque sea encontramos unas partes para que su alma no ande en pena. Hay familias enteras en esta colonia que tienen a sus hijos desaparecidos y no saben dónde están, por lo menos yo tengo donde llorarle a mi hijo”, dice doña Juana.

En esa ocasión, el colectivos Siempre Vivos documentó que dentro de esos 34 cuerpos había personas de Apango, Zitlala y Chilapa.

El primero de noviembre del año pasado, cuando cientos de personas fueron a visitar a sus difuntos, dos cortejos fúnebres llegaban al panteón; dos jóvenes habían sido asesinados el 31 de octubre del 2017 a consecuencia de la violencia.

El pasado miércoles alrededor del mediodía, un repartidor de agua en pipa originario de la cabecera municipal, fue asesinado con arma de fuego.

El sepelio de “Bencho”, como en vida era conocido, sería este 2 de noviembre en el panteón central de Chilapa. (Agencia Periodística de Investigación)

Cultura y Tradición Gobierno Narcotráfico Zona Centro