dom. Jul 21st, 2019

Diez comunidades de la Sierra, en alerta por posible irrupción del grupo armado de Tlacotepec

Bernardo Torres/API

Leonardo Bravo, Gro. 02 de Julio del 2019.- Al menos 10 comunidades se encuentran en riesgo de una irrupción armada por parte del grupo autodenominado “policía ciudadana” de Tlacotepec, luego de que este fin de semana atacaran el poblado del Naranjo, último bastión para llegar a la cabecera de Leonardo Bravo.

En conferencia de prensa, representantes de las comunidades expusieron que les preocupa, porque la lucha que mantienen los grupos delincuenciales por controlar el territorio, pone en riesgo la integridad y la vida de los pobladores del Naranjo e incrementar el número de desplazados.

Condenaron que desde el 27 de Marzo, el Gobierno Federal se comprometió a reforzar la seguridad en los accesos a Leonardo Bravo, pero no cumplió, y la consecuencia fue el ataque a la comunidad el pasado domingo.

“Es indignante como las autoridades de seguridad pública presumen vigilancia y seguridad, lo cual es totalmente falso, es una mentira que digan que hay vigilancia, es mentira que digan que no hay personas desplazadas”, acusaron.

Exigieron al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez, que cumpla con sus promesas y replieguen al grupo armado que mantiene el desplazamiento de las comunidades de Filo de Caballos.

“El gobierno tienen que aceptar que hay una situación complicada en la comunidad de El Naranjo y tienen que actuar, las pruebas están en los animales muertos y los techos de las casas perforados por las balas”, pidieron.

En las comunidades de alrededor, como Tepozonalco, Iyotla, Carrizal, El Balzamar, la Zoca, la Felicidad, las Joyitas, El Naranjo, Carrizal y la cabecera Chichihualco, también existe el temor de un ataque armado, pues forman parte de este corredor que se disputan los grupos armados de la delincuencia organizada, y en cualquier momento podría haber una irrupción armada.

Uno de los pobladores de Tepozonalco, lamentó que muchos niños están naciendo y creciendo fuera de sus comunidades, que no saben cómo es vivir en paz y tranquilidad, por lo que se tienen que recuperar los pueblos y sus caminos.

Manuel Olivares, director del Centro de Derechos Humanos “Morelos”, expuso que es imposible que con la llegada de 500 elementos de la Guardia Nacional se restablezca la seguridad en la Sierra, Costas y Centro de Guerrero, donde hay miles de personas armadas asediando y hostigando los pueblos.

Señaló que para restablecer el orden y regresar a los desplazados a sus comunidades, se requieren al menos 10 mil elementos policiacos, que garanticen el regreso de las más de seis mil u ocho mil personas desplazadas que hay en Guerrero de 2011 a la fecha.

El activista confirmó que hay decenas de familias desplazadas de la comunidad de El Naranjo, quienes huyeron por sus medios, en transporte público y que no hicieron parada en Chichihualco porque se trasladaron hasta Chilpancingo, ante la desconfianza en las autoridades municipales y estatales. (Agencia Periodística de Investigación)

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: