sáb. Jul 20th, 2019

No importa el perfil profesional ni la Ley… en Chilpancingo se gobierna “por amor”: alcalde

*** Antonio Gaspar Beltrán reconoce que en la Secretaría de Seguridad Pública, la Ley exige una cédula y título profesional pero su jefe policiaco no tiene ninguno de los dos

Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 26 de Junio del 2019.- Para el presidente municipal de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, el “amor por Chilpancingo” es suficiente para tener la responsabilidad de dirigir una Secretaría en el Gobierno Municipal, incluso en el área de Seguridad Pública donde la Ley establece que el titular deberá contar con cédula profesional y título, pero en el caso de esta capital no es así.

De acuerdo con abogados consultados, el alcalde perredista “Toño Gaspar” estaría cometiendo violaciones a la ley, al haber nombrado a Fabricio Bautista Romero como encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) municipal, puesto que el funcionario no cuenta con cédula profesional expedida por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En las consultas realizadas en el Registro Nacional de Profesionistas para conocer si los funcionarios de primer nivel del gobierno local cuentan con cédula profesional, no arrojó resultados para el actual jefe de la policía de Chilpancingo.

El artículo 29 de la Ley Orgánica del Municipio Libre del Estado de Guerrero, en su fracción IV, establece que el primer edil tiene la facultad de nombrar a un titular o jefe de la policía municipal, siempre y cuando este “reúna los requisitos previstos en la ley de Seguridad Pública del Estado de Guerrero, además de ser previamente evaluado, capacitado y certificado por las instancias estatales competentes”.

Los requisitos que los aspirantes a titulares de las instituciones de Seguridad Pública deben cumplir de acuerdo con el artículo 21 de esa ley, son: poseer el grado mínimo de escolaridad de licenciatura, contando con título y cédula profesional expedidos por las autoridades correspondientes o (haber) cursado estudios superiores afines en materia de seguridad pública”.

No obstante, por la falta de información oficial y de transparencia del Ayuntamiento, no se garantiza que verdaderamente Bautista Romero haya estudiado alguna carrera o diplomado relacionado a la seguridad.

Aun así, el primer edil de extracción perredista le otorgó el nombramiento como encargado de despacho de la SSP de Chilpancingo y/o jefe de la policía municipal, tras la renuncia de Edgar Caín Pérez Burciaga.

 

Según las fuentes consultadas, el mandatario local debió verificar antes de haber realizado el nombramiento, que el funcionario cumpliera con los requisitos establecidos, pero al parecer nunca lo hizo.

“Sin el cumplimiento de los requisitos descritos, los ayuntamientos no podrán aprobar el nombramiento del titular o jefe de la policía, y la contravención a este artículo, se equiparará al delito previsto en la fracción VIII del artículo 243 del Código Penal del Estado de Guerrero”, advierte el párrafo primero de la fracción IV del artículo 33 de la Ley Orgánica.

La falta de preparación profesional por parte del funcionario, se da en medio del repunte de violencia que ha dejado al menos seis personas asesinadas en los últimos cinco días en esta ciudad, uno de los cuales era conocido empresario.

En ese mismo sentido, hace un par de meses se instaló la Región Prioritaria Chilpancingo como parte de la estrategia integral de prevención del delito y reducción de la violencia, que constó del despliegue de 600 elementos de la Policía Federal y de personal del Ejército Mexicano; estrategia que hasta el momento no ha dado resultados pues son evidentes las altas cifras de homicidios registrados.

El lunes pasado, Agencia Periodística de Investigación (API) dio a conocer que, al menos seis funcionarios de primer nivel del Ayuntamiento de Chilpancingo no cuentan con cédulas profesionales, por lo que se presume que no culminaron su carrera universitaria. A esa carencia de documentos se sumó el actual jefe de la policía municipal, Fabricio Bautista Romero.

Los que ya estaban en la lista, son: Antonio Orozco Guadarrama, Secretario General del Ayuntamiento; Luis Cortés Zaragoza, Secretario de Servicios Públicos; Audelina Ramírez Sánchez, titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano; la Secretaria de Turismo, Carlota Mojica Morga; Gilberto Bahena Díaz que está al frente de la Secretaría de Desarrollo Económico y Comercio y Aníbal Peña Gutiérrez que funge como encargado de Despacho de la Secretaría de Obras Públicas.

Entrevistado al respecto, el Presidente Municipal desestimó la falta de preparación profesional de sus funcionarios o que no se tenga el perfil idóneo en cada una de las áreas, al decir que “el amor a Chilpancingo es lo que se debe predominar, más allá de papeles”.

Incluso, al excusar que en el caso de los seis funcionarios ya mencionados la Ley no establece que deben tener una preparación profesional y su cédula, él mismo mencionó que en el caso de la Secretaría de Seguridad Pública si se requiere, sin aclarar por qué puso al frente a una persona que no cumple con ese requisito. (Agencia Periodística de Investigación)

Ve el #Video:

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: