Dirigente de la UPOEG niega ataque armado contra el Vicefiscal, estatales y federales 

Dirigente de la UPOEG niega ataque armado contra el Vicefiscal, estatales y federales 

El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Placido Valerio negó que su Policía Comunitaria haya atacado y enfrentado a balazos a fuerzas estatales y federales, así como a agentes de la Fiscalía General del Estado encabezadas por el vicefiscal de Investigación, Ramón Celaya Gamboa. 

Este hecho, se acuerdo con Gamboa, ocurrió ayer martes en la comunidad de Tres Palos, municipio de Acapulco. 

Por su parte, Bruno Plácido negó que los dos heridos, uno de los cuales murió, los cuatro detenidos y las cuatro armas así como el vehículo incautados en ese hecho, pertenezcan a su organización, y se desmarcó del bloqueo que realizaron transportistas en la carretera federal que conecta la ciudad porteña con la Costa Chica del estado. 

Hechos

Este martes, el vicefiscal de Investigación informó que él y personal de la Fiscalía acudieron en apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública, para tratar de atender un bloqueo de transportistas en la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional, a la altura de la colonia 10 de Abril, alrededor de las 16:30 horas. 

Sin embargo, dijo que cuando llegaron al punto los taxistas de la zona ya se habían retirado, sin conocer el motivo de su protesta, pero adelantó que la información con que cuenta es que se trataba de un acto ilegal, dado que había sido convocado por la “delincuencia organizada”.

Agregó que cuando ellos también se retiraban, observaron a una camioneta verde con hombres armados internarse en el poblado de Tres Palos, por lo que en respuesta ingresaron allí para realizar una inspección y poder localizar la unidad, pero fueron recibidos a balazos, iniciándose así un primer enfrentamiento sin que se registraran bajas en ninguno de los dos lados.

Posteriormente, dijo que, siguiendo con los patrullajes, las autoridades volvieron a ser agredidos a tiros ahora por parte de la “Policía Comunitaria” de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en los carriles con dirección a la Costa Chica, por lo que repelieron el fuego, resultando dos integrantes de esta agrupación heridos de bala, uno de los cuales murió más tarde, cuatro más detenidos y cuatro armas de fuego y un vehículo incautados.

Postura de Bruno

Al respecto, el líder ofreció una conferencia de prensa en esta ciudad capital para dar su postura con relación a los sucesos registrados, y dijo que para empezar ellos no realizaron ni convocaron a ningún bloqueo en la carretera sino que quienes estaban realizando esa acción eran taxistas que estaban pidiendo la devolución de una escopeta.

Dijo que tiene conocimiento que a ese punto acudieron autoridades estatales a dialogar con los manifestantes, y que tras acuerdos, liberaron la vialidad, pero que justo cuando se iban retirando el vicefiscal iba llegando, por lo que manifestó que el funcionario judicial no tenía por qué estar allí, dado que no le compete atender manifestaciones sino perseguir delitos del fuero común y que tampoco le compete atender los delitos del fuero federal.

En cuanto a los ataques, respondió que dentro de la UPOEG nunca ha habido línea de disparar ni enfrentarse a tiros con policías estatales ni con ninguna fuerza del orden federal, por lo que desconoce quiénes fueron los que generaron esos actos, pero sospecha que podrían ser parte de una célula criminal que está usando la imagen de los guardias comunitarios.

“Hablan de un enfrentamiento entre la UPOEG y autoridades. No pasó así, están haciendo un montaje para seguirnos persiguiendo. Nunca ha habido línea de enfrentarnos a balazos, y sí, hemos bloqueado para pedir la devolución de armas, pero nunca hemos atacado a las fuerzas de seguridad”, aseguró.

Persecución 

El dirigente insistió que estas acciones de parte de la Fiscalía General del Estado podrían ser parte de una campaña para desestabilizar el proyecto, de modo que a casi un mes, Juan Carlos González, uno de los siete detenidos tras un presunto enfrentamiento con el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional en el municipio de Marquelia el 7 de julio pasado, no se le han podido comprobar los delitos federales que se le imputan.

Criticó que contra ellos, que sólo portan escopetas y que han inhibido los delitos en la Costa Chica, actúen así, y no hagan lo mismo con las células delictivas que controlan Quechultenango o contra los que tienen bajo control municipios de la Tierra Caliente, entre ellos, dijo, los hermanos Jhonny, alias “El Pez”, y José Alfredo Hurtado Olascoaga, alias “La Fresa”, a quienes las autoridades federales no pudieron detenerlos a pesar del operativo realizado la semana pasada.

Placido Valerio no descartó también que la Fiscalía General del Estado, a través del vicefiscal Celaya Gamboa, estén buscando desestabilizar el gobierno estatal de Evelyn Salgado Pineda y romper los acuerdos a los que se han llegado con ella, a través de su secretario General de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso Núñez.

✍️📸 Juan Blanco | API Guerrero

Acapulco Al Instante Costa Chica Policías Comunitarias y Autodefensas Portada