dom. Jul 21st, 2019

Por alianza con UPOEG, CRAC de San Luis emprende cacería de ex comandantes y asesores

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 30 de Junio del 2019.- Luego de que en días pasados la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de San Luis Acatlán, pactara una alianza con la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), este fin de semana iniciaron una cacería de ex comandantes y asesores.
La mañana de este domingo, fueron detenidos los hermanos Ulises y Jonathan Hernández, de la comunidad de Poza Verde, quienes hasta hace poco se desempeñaban como comandantes de la Policía Comunitaria, quienes fueron trasladados a la sede de la CRAC en la cabecera municipal de San Luis Acatlán, denunciaron sus familiares.
Expusieron que los dos hermanos fueron citados a una asamblea, misma en la que fueron detenidos y juzgados en una reunión en la cual solo participaron tres comunidades y al resto no les permitieron intervenir, y tampoco les permitieron defenderse de las acusaciones.
Familiares de los dos detenidos señalaron que además “se les dejó en la misma celda con los detenidos a quien Ulises detuvo en su calidad de comandante regional, por lo que responsabilizamos totalmente a Sabás Aburto, Juan Horta y Abad García de lo que le pudiera ocurrir a Ulises y su hermano Jhonatan”.
Solicitaron la intervención de las autoridades federales, debido a que el caso ha sido denunciado ante instancias estatales, y no han tenido la capacidad de resolver el problema, además de que el Gobierno Estatal está metiendo las manos para acabar con esta organización, denunciaron.
“Sabemos que quien está detrás de todo esto es el gobierno estatal que siempre ha querido entrar al territorio comunitario y hoy al fin lo están consiguiendo, pues fue un acuerdo de esta asamblea ilegal que la UPOEG sí van a entrar a comunidades del territorio CRAC-PC.
Por su parte el asesor se la CRAC, Valentín Hernández Chapa, quien también tiene orden de aprehensión en su contra, indicó que también fue detenido el ex secretario de esta organización, Francisco Estrada, quien había sido destituido en el mes de noviembre cuando empezaron los acercamientos con la UPOEG.
En su caso, dijo tener conocimiento que hay otras órdenes de aprehensión y en su caso particular, que lo están buscando, pero esperará en su domicilio a que acudan a detenerlo o hablar con el, porque no está dispuesto a entregarse, “no tengo miedo, porque el que nada debe nada teme”.
El ex asesor de la CRAC, demandó la libertad inmediata de sus compañeros retenidos, y a quienes actualmente se asumen como autoridades comunitarias a consultar con los pueblos, las casas de justicia y los comités de enlace, cual es el futuro y las decisiones que debe tomar la organización.
Hicieron responsables a los tres coordinadores de la CRAC de San Luis Acatlán, de cualquier agresión o daño a la integridad física tanto de los detenidos como de la familia que ha quedado en la vulnerabilidad. (Agencia Periodística de Investigación)

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: