Chocan Toño Gaspar y trabajadores del Ayuntamiento católicos, por “Día de la Virgen”

*** El alcalde, de religión evangélica, intentó negar el permiso para que los trabajadores faltarán este miércoles para celebrar a “La Guadalupana”

*** En respuesta tomaron el Ayuntamiento hasta que el permiso les fue concedido, calificando como “anticristo” al presidente municipal

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 11 de Diciembre del 2018.- Trabajadores católicos tomaron este martes el Ayuntamiento de Chilpancingo, porque el presidente municipal que profesa la religión evangélica no les otorgó descanso el día 12 de diciembre cuando le celebran a la Virgen de Guadalupe, una de las festividades más importantes en el país.

“Se está metiendo con las creencias de nuestros compañeros trabajadores, porque ha sido una costumbre que el 12 de diciembre se les da el día a todos los trabajadores y este amigo como es cristiano, hoy entre los trabajadores le estamos diciendo que es el anticristo”, dijeron.

Los inconformes dijeron que el alcalde con esta acción está aprovechándose de su religión para “mellar” contra quienes tienen creencias diferentes, y con ello trastoca sus derechos y su libertad de culto.

“Aquí está toda la organización, no es sólo una organización sino todo el colectivo de trabajadores que hemos emprendido esta lucha, una porque la Sección 28 que representa Natividad entregó un documento para que nos dieran el día de mañana, el cual el anticristo llamado Toño Gaspar lo rechazó”, dijo uno de los trabajadores.

En dicha propuesta que entregó el secretario general de la Sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), no sólo pidieron el día 12, sino el 13 y 14 también, con lo que sumarían más de tres semanas de vacaciones del periodo decembrino, al reanudar labores hasta el 07 de enero de 2019.

“Es para que podamos disfrutar tres semanas con nuestros hijos, que muy pocas veces los vemos al día, pero sin embargo estas semanas son de confortación, igualmente es para estar con las familias, a veces vamos a ver a nuestros padres a nuestros amigos fuera de Chilpancingo, entonces esa es la petición que sea más humano”, consideraron.

Por otra parte los trabajadores también se dijeron inconformes porque que hay mucha incertidumbre sobre el pago de sus prestaciones de fin de año, pues a estas alturas ya debería estar la calendarización de los pagos.

Enrique Baranda Atrizco, a nombre del grupo de manifestantes, adelantó que están organizando un movimiento de organizaciones civiles para hacer un contra informe de sus 100 días de gobierno, porque no ha dado resultados, “se la pasa llorando, no se preocupa por la debilidad que existe en el ayuntamiento”. (Agencia Periodística de Investigación)

Gobierno Religión Trabajadores de Gobierno Zona Centro