sáb. Jul 20th, 2019

Trabajadores del Hospital de la Madre y el Niño inician plantón 

*** Demandan mejores condiciones de trabajo

Bernardo Torres/API
Chilpancingo, Gro. 10 de Julio del 2019.- Trabajadores del Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense (HMNG), iniciaron un plantón por tiempo indefinido en el acceso principal al nosocomio, luego de que empezarán las represalias en su contra por haber denunciado irregularidades, malos tratos, falta de medicinas, material y personal.
La secretaria general de la Sección 61 del SUSPEG, Pilar Guadalupe Cortés Ríos, expuso que la inconformidad detonó luego de que les fuera cancelada una reunión con el director general de Personal del Gobierno del Estado, Dónovan Leyva Castañón, donde abordarían el tema de la homologación salarial para el mes de agosto y las recategorizaciones, argumentando que su agenda está muy ocupada, que no tenía tiempo de atenderlos.
“Nosotros lo vemos como una medida de represión, porque nuestro incremento salarial no está sujeto a negociación, es un derecho que cada año se debe dar y ahora no los están quitando por la manifestación que hicimos, pedimos a Derechos Humanos, y al gobernador, Héctor Astudillo que nos reciba”, sostuvo la dirigente sindical.
El martes por la mañana, trabajadores denunciaron que los problemas más graves, se encuentran en el área de cunas, cuyos muebles no tienen barandales, algunos cuneros incluso se muestran improvisados con pedazos de plástico y cartón; en la lavandería también enfrentan graves dificultades al contar sólo con una máquina lavadora, las otras dos están descompuestas desde hace dos años.
En cuestión laboral, señalaron que los trabajadores del Hospital de la Madre y el Niño, fueron los menos beneficiados con el incremento presupuestal que se hizo para este 2019, pues los 12 millones de pesos no se han visto reflejados, ni en salarios, aguinaldo, prima vacacional, pero si en la contratación de personal administrativo, secretarias y asistentes, que es lo que menos se requiere.
Pilar Guadalupe Cortés Ríos, indicó que de toda esta problemática están enterados el director, Addiel Molina Bello; el subdirector, Julio César Polanco y el administrador, Omar Salazar Flores, pero hacen caso omiso y arremeten contra quienes se atreven a denunciar.
Los trabajadores que se manifestaron, pidieron la renuncia de los tres funcionarios, quienes desde hace varios años tratan “con la punta del pie” al personal, niegan la problemática que se enfrenta, argumentando que se trata de programas de austeridad, siendo esta un área tan sensible.
Hasta ahora, dijo, los servicios que presta el hospital están de manera normal, y la protesta seguirá de manera pacífica, pero si persiste la cerrazón por parte de las autoridades, saldrán a bloquear calles, incluso llegar al paro laboral. (Agencia Periodística de Investigación)

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: