Trabajador se encadena en el Hospital de la Madre y el Niño, y denuncia despido injustificado

Juan Blanco/API

Chilpancingo, Gro. 23 de Noviembre del 2018.- Luis López Ortiz, trabajador del Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense (HMNG), denunció que fue despedido “injustificadamente” de este nosocomio y que su espacio ya fue designado a una persona allegada a la dirección general, presidida por Adiel Molina Bello.

Por tal motivo, el empleado y una de sus compañeras, en solidaridad, se encadenaron entre las rejas de las instalaciones de ese nosocomio ubicado sobre el carril sur-norte del encauzamiento del Río Huacapa, en Chilpancingo, como medida de presión para que sea reinstalado.

En entrevista, López Ortiz quien dice ser uno de los fundadores del hospital inaugurado en diciembre de 2004, contó que el pasado sábado por la noche se disponía a notificar su entrada en el reloj checador de asistencia digital, cuando notó que su nombre no aparecía.

En ese momento, abundó, acudió al área de Recursos Humanos para pedir una explicación del por qué le fue denegado checar su entrada, a lo cual la encargada del área jurídica le dijo que había sido despedido por supuestas faltas acumuladas.

Sin embargo, el denunciante que se desempeñaba hasta el sábado en el Departamento de Trabajo Social, -un área encargada de realizar gestiones en otras clínicas similares al HMNG-, negó que ese haya sido el motivo de su destitución puesto que cuenta con las pruebas suficientes para desmentir esas acusaciones.

Según López Ortiz atribuye su despido a que uno de los directivos del nosocomio, -sin mencionar quién-, tiene una relación sentimental con una mujer a la cual le fue otorgado el espacio.

“Me apena decirlo, pero uno de los directivos tiene una relación sentimental con una chica que le apoya, y ya tienen negociado mi espacio laboral”, indicó.

Ante esta situación, el afectado se extrajo sangre como medida de protesta para presionar a las autoridades de la Secretaría de Salud (SSA) del Estado, para que sea reinstalado. Exigió la destitución del Director General, Adiel Molina Bello, por hostigamiento laboral hacia la base trabajadora.

Por último dijo que ha buscado respaldo del Secretario General del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg), David Martínez Mastache, pero “me ha dado la espalda”.

De la misma manera lo ha hecho con el gobernador mediante oficio, pero hasta este viernes no ha obtenido respuesta favorable.

Hasta las 4:00 de la tarde, el inconforme continuaba con su protesta tras fallidas reuniones que sostuvo con las autoridades del hospital. (Agencia Periodística de Investigación)

Derechos Humanos Gobierno Salud Zona Centro